Warriors y Nuggets en el sexto asalto

16:25 ET
Actualizado el
ESPN.com
Nuggets ponen la serie 3-2 ante Warriors
Kenneth Faried inyectó la energía y los Nuggets de Denver recuperaron su tenacidad al mantenerse a flote en los playoffs de la NBA tras vencer el martes 107-100 a los Warriors de Golden State.Tags: espn deportes, denver nuggets, golden state warriors, nba, kenneth faried

En términos boxísticos, la serie entre Golden State Warriors y Denver Nuggets ha resultado una pelea entre fajadores, en la que ambos contendientes abrieron la guardia y están empecinados en el intercambio de golpes ya sean legales...o ilegales.

El sexto encuentro juego de la eliminatoria se llevará a cabo esta noche en casa de Golden State, que llega con ventaja de 3-2. En caso de triunfar, adquiriría el derecho de avanzar a la ronda de semifinales de la Conferencia del Oeste.

Igual que los cinco "rounds" anteriores entre estos contendientes, el compromiso resultará altamente atractivo debido a los siguientes cinco aspectos:

1) El pleito entre los entrenadores

El primer golpe lo soltó Mark Jackson, coach de Golden State, quien acusó a Denver de cometerle a su jugador estrella Stephen Curry, una falta premeditadamente violenta para afectar su rendimiento durante el quinto partido de la eliminatoria.

A continuación vino el gancho recetado por George Karl, estratega de Denver, negando que la falta de Kenneth Faried hubiese sido malintencionada y diciéndole a Jackson que "vio una película diferente" a lo que realmente pasó en el mencionado partido.

Karl comenzó a sacar la experiencia en la NBA frente al novato Mark Jackson, quien deberá guardar la compostura en sus reclamos a los referís y concentrarse en el accionar de su quinteta.

2) La tribuna jugará será definitiva

Al final del compromiso del 30 de abril en Denver, Stephen Curry salió tan molesto de la derrota contra Denver, que encaró a un aficionado de Nuggets.

Durante los juegos tres y cuatro de la serie, los aficionados de Warriors se entregaron en apoyo a su equipo y tras las circunstancias extra cancha vividas tras el encuentro número cuatro, seguramente la presión de la muchedumbre volverá a ser asfixiante para los Nuggets.

Jugando en casa, Curry fue prácticamente imparable para la defesa de Denver, pues en ambas ocasiones sobrepasó las 30 unidades. De salir nuevamente encendido y con el apoyo de sus fans, Warriors llevará una amplia probabilidad de victoria.

3) Juventud impetuosa

La experiencia con la que se obtiene la sangre fría para liquidar al enemigo en los momentos importantes sólo se adquiere con el tiempo.

El 3-1 a favor en la serie representaba que Warriors tenía contra las cuerdas a Nuggets, pero dejó de realizar buena parte de lo que le brindó los tres triunfos al hilo anteriores.

De los titulares de Golden State, tres de ellos tienen menos de 26 años, cinco de los ocho elementos que están en la rotación regular en la duela están por primera ocasión jugando postemporada y, claro, su entrenador, también está pagando el derecho de piso al ser novato en esta instancia.

El encuentro de hoy, en casa, sirve como un antídoto para contrarrestar esta desventaja y liquidar la serie.

4) El juego de conjunto, una mina de oro

En el primer juego de la eliminatoria, Andre Miller resultó el más valioso para el cuadro de George Karl. En la victoria del encuentro cuatro, Andre Iguodala fue quien se robó la atención. Ty Lwason ha sido el mejor anotador del equipo en tres de los cinco compromisos frente a Golden State.

La aportación del talento colectivo se sabía que sería una de las llaves para la buena marcha de Denver. La postemporada reafirmó la teoría y será de nuevo el esfuerzo en equipo el que los ayudaría a sobrevivir a la durísima prueba que hoy se les presenta.

5) La batalla bajo el aro

Nuggets superó por 50 a 24 a Denver en los puntos obtenidos en la pintura en su triunfo del martes pasado, lo cual fue el margen más amplio entre dos rivales en lo que va de los playoffs.

Antes de esto, Denver sólo le había ganado dicha batalla a Golden State en el primer cuarto del primer partido de la serie, lo cual resultaba totalmente contrario a lo que hicieron durante el calendario regular, cuando tuvo el mejor promedio de la NBA, al superar a sus enemigos por 17.4 unidades bajo el aro.

Está por demás decir que para que aspiren a su tercer triunfo en la serie, Denver deberá volver a ganar en este apartado.