A. González y la necesidad de ganar

18:30 ET
Actualizado el
EFE

MONTEVIDEO -- El volante uruguayo Álvaro González, del Lazio italiano, afirmó este martes que a la selección de su país, que el próximo 11 de junio visitará a la de Venezuela en la decimocuarta jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014, "solo le sirve ganar" pese a jugar a domicilio.

Alvaro González
Getty ImagesEl "Tata" González juega en la selección uruguaya

"Estamos en una situación complicada y la plantilla lo tiene claro", agregó el futbolista que el pasado domingo obtuvo la Copa de Italia con el Lazio tras vencer en la final a la Roma por 1-0.

Los 'celestes' cayeron a la sexta posición en la clasificación de las eliminatorias y están de momento fuera de los puestos de acceso a la cita brasileña.

"No podemos perder ni un solo punto más, los márgenes de error se achicaron y debemos prepararos para ganar en Venezuela aún sabiendo que será difícil", afirmó el centrocampista en conferencia de prensa.

El uruguayo dijo que la selección venezolana "está mejor que en la eliminatoria pasada" y "ya nos robó puntos en Montevideo", en referencia al empate 1-1 con el que finalizó el encuentro de la quinta jornada.

"Sabemos que será un partido duro, pero en las eliminatorias no hay encuentros fáciles y debemos prepararnos para no repetir errores", agregó el centrocampista 'celeste'.

En sus dos últimas presentaciones, Uruguay igualó 1-1 con Paraguay en casa y cayó por 2-0 en su visita a Chile en Santiago, resultados que complicaron aún más su clasificación para Brasil 2014.

Venezuela "jugará en casa y tendrá el público a favor, pero a veces eso también supone una presión mayor" afirmó 'Tata' González.

La plantilla uruguaya, con doce futbolistas, inició este lunes los entrenamientos de cara al partido amistoso del próximo 5 de junio frente a Francia en Montevideo y la posterior visita a Venezuela.

Los uruguayos tendrán descanso en la decimotercera jornada de las eliminatorias que se jugará el 7 de junio.

Desde Venezuela, la plantilla uruguaya viajará a Brasil para participar en la Copa Confederaciones, preámbulo del Mundial.