Anota Chivas, gana la violencia

Brutales peleas entre aficionados de América y Guadalajara dejan un precedente negro en Las Vegas

Actualizado el 4 de julio de 2013
Por Ricardo López Juárez
ESPNDeportes.com

LAS VEGAS -- Con un gol casi el final de Giovani Casillas, las Chivas del Guadalajara derrotaron al América 1-0 la noche del miércoles. Pero el primer Clásico mexicano de la historia en Las Vegas será recordado por su violencia y desorden.

Todo comenzó una hora antes del inicio del partido en el estacionamiento, cuando seguidores de ambos equipos se enfrentaron en una trifulca masiva que provocó caos. Luego, en el primer tiempo, jugadores de ambos equipos se pelearon en una de esas típicas broncas entre azulcremas y rojiblancos, dejando como saldo la expulsión de cuatro jugadores. Un mal ejemplo de parte de los futbolistas ante unos 15,000 espectadores en el Estadio Sam Boyd de UNLV.

Para rematar, el partido tuvo que ser suspendido en sus minutos finales por invasión de campo de algunos aficionados. Cuando los jugadores se fueron a los vestidores, cientos de aficionados se metieron al campo y la bronca masiva se reanudó cerca de la portería sur del estadio.

Esta nueva pelea incluyó un ataque cobarde de una decena de hombres con playeras amarillas contra uno solo presumiblemente aficionado del Guadalajara. El afectado quedó noqueado en el campo tras una doble patada a la cabeza. Mientras esto sucedía no había ningún oficial de la policía a la vista. Más peleas brutales se extendieron a distintos sectores de la tribuna.

América acabó el juego con 8 hombres porque además de las expulsiones, Juan Carlos Medina no pudo continuar en el último cuarto de hora por lesión de hombro, pero Miguel Herrera ya había agotado sus cambios.

La jugada del gol a los 84 minutos llegó en un desborde de Abraham Coronado, cuya diagonal alcanzó a cruzar hasta los pies de Giovani Casillas. El ex campeón mundial sub-17 de México definió de derecha con un toque suave por encima de Diego Camarena.

Hasta antes de eso, la incidencia más destacada del encuentro se presentó a los 34 minutos cuando se desató una bronca cerca de la portería del América. Hubo un contacto abajo entre el americanista Paul Aguilar y el rojiblanco Giovani Hernández, quien estaba jugando un buen partido. Ambos jugadores se encararon.

El portero Hugo González se acercó y empujó a Hernández, lo que molestó al tapatío Jesús Sánchez, quien entonces se metió para empujar a González, empeorando las cosas.

Pronto llegaron jugadores de ambos equipos con más empujones. Todos los jugadores de la banca del América, que calentaban a unos metros de distancia, se metieron a la cancha a intervenir en la pelea, y ya para entonces había golpes fuertes y patadas.

Minutos después se recuperó el orden y el árbitro estadounidense Jesús Cisneros expulsó a dos hombres por bando: Aguilar y Rubens Sambueza, por América, y a Hernández y Héctor Reynoso, por Guadalajara. En ese primer tiempo hubo cinco jugadores amonestados.

América inició el juego con Hugo González, Jonathan Sánchez, Omar Vázquez, Jesús Leal, Rodrigo González, Paul Aguilar, Osvaldo Martínez, Rubens Sambueza, Luis Mendoza, Narciso Mina y Luis Gabriel Rey. Guadalajara presentó a Luis Michel, Héctor Reynoso, Kristian Álvarez, Omar Esparza, Carlos Villanueva, Patricio Araujo, Antonio Gallardo, Giovani Hernández, Jesús Sánchez, Miguel Sabah y Carlos Fierro.