La ausencia de Cruyff

Actualizado el 14 de octubre de 2013
Especial para ESPN.com

BUENOS AIRES -- El holandés Johan Cruyff fue el mejor futbolista de la década del setenta, el sucesor de Pelé en el trono del mejor futbolista del mundo. Por eso, su ausencia de la Copa del Mundo de Argentina 1978 fue la más significativa, aunque no la única. El líder de la Naranja Mecánica decidió no participar del Mundial en Sudamérica por una razón muy diferente a la que muchos creen.

Cruyff
Getty ImagesCruyff fue el gran ausente de Argentina 1978

Cuando se conoció que el futbolista de Barcelona no estaría en Argentina, se dijo que el principal motivo de su negativa a viajar era repudiar la dictadura militar que gobernaba el país sede del campeonato. En Europa fue fundado un Comité que intentó boicotear el certamen por la sistemática violación de derechos humanos que cometía el estado, por eso en principio se creyó que la ausencia de Cruyff tenía que ver con esto, que era la acción más importante del Comité Organizador del boicot a la Copa del Mundo en Argentina (COBA).

Sin embargo, el propio futbolista se encargó de dar la verdadera versión: A fines de 1977, él, su esposa y sus hijos fueron víctimas de un intento de secuestro en su casa de Barcelona, lo que le hizo replantearse muchas cosas sobre su carrera deportiva, entre ellas su continuidad en la Selección nacional.

"Alguien me puso un rifle en la cabeza y me ató, y ató a mi mujer enfrente de mis hijos en nuestro departamento de Barcelona. Todo esto hace cambiar tu punto de vista sobre muchas cosas. Hay momentos en la vida en los que hay otros valores. Queríamos parar y ser un poco más sensatos. Era el momento de poner el fútbol a un costado. No podía jugar un Mundial después de eso", afirmó en declaraciones a la prensa catalana.

El diario Sport de Catalanya reveló el desenlace del hecho: "en un momento de desatención, su mujer intentó zafarse de las ataduras y comenzó a escapar. Los malhechores tenían su auto en marcha en la puerta de la casa, listos para fugarse. Finalmente, Cruyff logró también salir corriendo".

Quien sí decidió no participar del Mundial por motivos políticos fue el alemán Paul Breitner. Reconocido militante de izquierdas, el defensor de Eintracht Braunschweig, autor de un gol en la final de la Copa del Mundo de 1974, se retiró del equipo nacional tras un partido de Eliminatorias frente a Grecia. Los motivos fueron las diferencias que tenía con el cuerpo técnico y el plantel, además de su repudio a la dictadura genocida argentina.

Otro futbolista que dio un verdadero ejemplo fue el arquero sueco Ronnie Hellström, quien en lugar de asistir a la ceremonia inaugural acompañó a Las Madres de la Plaza de Mayo en su clásica ronda. "Decidí hacerlo porque era una obligación que tenía con mi conciencia", declaró el jugador del Kaiserslautern de Alemania.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.