Ya no queda nada que hablar

19:29 ET
Actualizado el
Por Javier Maymí
ESPNDeportes.com

ORLANDO -- Miguel Cotto y Delvin Rodríguez tomaron el micrófono el jueves en la conferencia de prensa previa a su combate del sábado en el Amway Center y en un punto estuvieron muy de acuerdo: Ya todo lo que había que decir, se dijo.

"Yo estoy contando las horas. El trabajo ya se hizo y estoy listo", dijo Cotto, quien sube para este combate super welter con foja de 37-4 con 30 nocáuts, ante la audiencia de medios que se dio cita en el atrio del Amway Center. "Solo tenemos que esperar a subir al ring".

Rodríguez, quien no tuvo nada más que palabras de elogios para su contrincante, también se apartó de añadir más fuego a la candela de este combate, el primero de carácter "blockbuster" en celebrarse en Amway Center desde su apertura en el 2010.

"Cada cual tiene su estilo y cada cual tiene su manera. Ya aquí no hay nada más que añadir. Tuve un buen entrenamiento y voy a dar el todo por el todo el sábado", dijo Rodríguez, cuya foja de 28-6-3 con 16 nocáuts "no representa la calidad de Delvin porque en realidad debería tener marca de 35-2", según el presidente de Top Rank, Todd duBoef.

Son pocas las personas que han dicho que Rodríguez, un boxeador conocido por su habilidad de jabbear más que por su habilidad para pegar, tiene grandes oportunidades contra Cotto, un tres veces ex campeón que utilizará el sábado para reencaminar su carrera.

Sin embargo, y mientras su esquina es cuidadosa, pero consistente, al hablar sobre el futuro, Cotto es el único que se está manteniendo en el presente.

"Yo tuve un gran entrenamiento y estoy preparado", dijo Cotto. "Un oponente siempre es peligroso, pero me siento listo para lo que venga. Pero primero hay que pelear".

Desde que se anunció el combate Cotto-Rodríguez, el legendario entrenador Freddy Roach tomó las riendas de la esquina de Cotto gracias a las gestiones de Top Rank, según confirmó duBoef.

"Ese era el entrenador que Miguel quería, y resultó que Miguel era un peleador que Freddy quería", dijo duBoef, quien está "sumamente contento" a Cotto bajo la firma de Top Rank nuevamente.

Gabriel Peñagaricano, uno de los más cercanos asesores de Cotto, dijo que la contratación de Roach tuvo que ver con que "Miguel estaba buscando algo nuevo, algo fresco. Tuvimos par de reuniones, cara a cara, que fueron muy positivos".

Se ha especulado mucho sobre el futuro de Cotto, cuyos últimos dos combates fueron bajo Golden Boy Promotions y ambos culminaron en derrotas, y si ese futuro sería con Top Rank y hacia donde iría. Esa pregunta no fue contestada, pero deBoef si fue enfático en el compromiso, y la larga relación que él personalmente ha tenido con Cotto como testimonio, es lo más importante para él y para Top Rank.

Roach, por su parte, volvió a hacer hincapié en lo que catalogó como "el mejor entrenamiento que he tenido con un peleador en toda mi carrera".

"La disciplina y el compromiso está ahí y Miguel está muy bien preparado", dijo Roach, quien el martes reveló que su énfasis de entrenamiento había sido la defensa, la cual describió como "muy pasiva" cuando comenzaron a trabajar juntos en julio de este año.

Desde un punto de vista de preparación física, Cotto lució impecable en su sesión de entrenamiento del martes lucía relajado, hasta sonriente al llegar a la conferencia de prensa, en dónde fue recibido en el escenario por los otros púgiles que estarán activos en la cartelera.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.