El Gurú de los músculos

A pesar de las malas lenguas en algunos círculos de MLB, los peloteros dominicanos confían en la sabiduría del entrenador Angel-Nao-Presinal

14:38 ET
Actualizado el
Por Mike Fish
ESPN.com

Víctor PérezA pesar de los rumores en MLB, Presinal sigue en demanda en R.D.
SANTO DOMINGO, República Dominicana -- Ángel "Nao" Presinal parece un musculoso canario con su brillante gorra Nike amarilla y su camiseta del mismo color empapada en sudor este día soleado, acelerando el ritmo cardíaco de alrededor de 50 peloteros profesionales con el chirrido ensordecedor de su silbato amarillo.

Leer este artículo in English

En el estacionamiento de asfalto fuera de la Entrada 3 del Palacio de los Deportes, sede de básquetbol de los Juegos Panamericanos del 2003, Presinal dirige un exigente campo de entrenamiento para preparar a los jugadores dominicanos para el comienzo de los entrenamientos de primavera de las Grandes Ligas. La práctica consiste de cuatro horas de sudor, sufrimiento y risas. Participan jugadores de las mayores y las menores, y muchas veces puedes identificarlos por las gorras o los jerseys de sus clubes -- Angelinos, Cerveceros, Vigilantes... Bravos de Danville.

Los jugadores están aquí para fortalecerse y ganar musculatura para la larga temporada que tienen por delante. Algunos son personajes reconocidos que seguramente volverán a tener buenos números este verano: Ervin Santana, Robinson Canó, Luis Castillo, Francisco Cordero. José Guillén viene para continuar con la rehabilitación por la cirugía que se le practicó en la temporada muerta. Pedro Martínez suele unirse al grupo cuando se encuentra en la República Dominicana, pero no está aquí hoy.

La atracción es Presinal, 54, gurú del estado físico, masajista profesional y entrenador personal de la élite latina de béisbol.

ESTEROIDES EN EL BÉISBOL
Dopaje
La polémica del dopaje en el béisbol

• Pruebas positivas en Dominicana
• La "magia" de la vitamina B-12
• ¿Pruebas de doping antes de firmar?
• Presinal, gurú de los estelares dominicanos
• Pedro vuelve a entrenar con "Nao"

"Es el mejor en Dominicana", dice Canó con cariño. "Es por eso que tiene mucha gente".

"Es como el príncipe aquí entrenando personas", agrega Guillén. "Cada año, viene gente de todas partes [a Presinal]".

Y eso es un problema.

Si las Grandes Ligas pudieran hacer algo al respecto, ninguno de estos atletas tendría permiso para someterse a los duros entrenamientos de Presinal, ni estar cerca de él. No es bien visto en los clubes de las Grandes Ligas, y -- según los ejecutivos de MLB -- es alguien sospechoso y está ligado, para bien o para mal, a las drogas para mejorar el rendimiento.

Uno de los directivos del béisbol dijo a ESPN.com que la relación de Presinal con los jugadores es "una preocupación y un problema", aunque el directivo reconoció que MLB no tiene el poder para evitar que los jugadores entrenen con él.

Presinal es una persona no grata en las Grandes Ligas desde un incidente en octubre del 2001, cuando él y su principal cliente, Juan González, dos veces JMV, estuvieron ligados a un bolso no identificado, descubierto por los agentes de aduana de Canadá en el aeropuerto de Toronto. El bolso provenía de un vuelo charter de los Indios de Cleveland, y, según una de las ediciones del verano pasado del New York Daily News, contenía esteroides anabólicos y agujas hipodérmicas.

González, en aquel momento jardinero de los Indios, dijo a los agentes de aduana que el bolso pertenecía a Presinal. Presinal niega que el bolso tuviera esteroides, pero jura que el bolso y todo su contenido le pertenecía a González. Las autoridades de Canadá nunca presentaron cargos en contra del jugador y el entrenador, pero los rumores del incidente nunca se apagaron.

Antes de la campaña 2002, según la vocera Pat Courtney de MLB, se les recomendó a los clubes mantener a Presinal fuera de sus instalaciones. En pos del escándalo de BALCO que implicó a estrellas como Barry Bonds y Jason Giambi, dicho edicto fue ampliado en febrero del 2004 y pasó a incluir a todos los entrenadores personales que no estaban bajo contrato con los equipos, comentó Courtney.

Ahora que faltan pocos días para la pretemporada 2007 y González contempla otro intento de regreso, ESPN.com visitó a Presinal, conocido como "Nao" por deportistas y amigos.

Su versión del incidente de Toronto, como fue contado a ESPN.com e ESPNdeportes.com:

"Iba a Toronto en un vuelo comercial y González estaba en el avión de los Indios. Yo no puedo poner un bolso, ni siquiera un hermano o la familia de un jugador puede poner su propio equipaje en el avión [del equipo]. Este bolso era para un hombre del club -- Juan González. Es problema de González. González tiene un asistente especial para su ropa, sus bolsos, su equipo de béisbol. Este hombre fue quien puso todas las cosas dentro del bolso de González. González dijo que eran vitaminas. Y cuando los agentes de aduanas hablaron de una sustancia no permitida en Canadá, este hombre que trabajaba para González dijo, 'Este bolso es para otro hombre que viene en otro vuelo'. Dijeron que era para Nao.

Víctor PérezPresinal toma un interés personal en el progreso de sus clientes

"Pero yo nunca llevo bolsos para los jugadores, no es mi trabajo. Mi trabajo es poner al jugador en condiciones. No llevar ropa, encargarme de la comida o algo así. Toda mi vida he trabajado con medicina natural, y vitaminas naturales. No trabajo con medicina química. Le dije eso a Juan González antes de empezar a trabajar con él".

Incluso después del incidente de Toronto, el siempre sonriente Presinal sigue siendo una figura popular en la comunidad latina del béisbol, aunque no se lo conoce mucho entre los peloteros de los EE.UU. Con su sólido porte de 1,80 metros es capaz de levantar a los jugadores mientras los estira, por lo que a veces parece un físico culturista.

Su primera experiencia con atletas, cuenta, fue cuando trabajó con el grupo de entrenadores de las selecciones de voleibol y básquetbol. Sigue estando en la nómina del gobierno, y gana 100 dólares al mes con el uso de una oficina y una pequeña sala de pesas para ayudar a los atletas olímpicos del país. Cambió su enfoque al béisbol cuando se contactó con el ex lanzador de Ggrandes Ligas José Rijo a principios de la década del '90.

Las paredes de su pequeña oficina en las entrañas del estadio de básquetbol están repletas de fotos de Presinal y algunos de los jugadores más reconocidos a quienes asegura haber entrenado: David Ortiz, Alex Rodríguez, Orlando [El Duque] Hernández, Raúl Mondesí, Pedro y Ramón Martínez, Stan Javier, Adrián Beltré, Rubén Sierra, Vladimir Guerrero.

El ex miembro de la selección dominicana de básquetbol y entrenador Frank "Franchy" Prats dijo, señalando las fotografías que decoran la pared, "Tiene un problema en los EE.UU., pero yo sé que es bueno. Todos están contentos con él".

Y desde que el béisbol comenzó a analizar a jugadores para evitar el consumo de drogas para mejorar el rendimiento en el 2004, ninguno de sus clientes salió positivo.

De modo que en la República Dominicana Presinal sigue trabajando, y es muy exigente con sus clientes. En un momento, detuvo la sesión de entrenamiento colectiva para que el pitcher de los Cerveceros de Milwaukee, Carlos Villanueva, hiciera 20 flexiones. Pero sus emociones pasan de caliente a frío, y mientras discutía los alegatos del 2001, rompió dos veces en llanto.

"Todos hunden mi reputación; eso duele", decía, llorando. "Tengo cuatro hijos. Tenemos familia, parientes. Ellos leen y escuchan esas cosas. No entienden. Me preguntan, 'Papi, ¿qué es esto? ¿Qué están diciendo? ¿Vendes drogas? ¿Vendías drogas en la calle? ¿Eres traficante? ¿Eres asesino? ¿Eres mafioso?' Todo porque leen eso del bolso en el aeropuerto, la policía canadiense, la policía estadounidense.

Víctor PérezNao (der.) en los camerinos del Palacio de los Deportes de Santo Domingo

"Y uno de los chicos, su padrino es Juan González. Eso duele mucho. Este hombre es familia. Juan González es mi familia. González me ayudó a comprar dos casas, porque está en el contrato".

Según Presinal, González le pagó un bono de 50,000 dólares cuando fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1996, y otro de 80,000 dólares cuando ganó por segunda vez en 1998. Luego Presinal firmó un contrato por cuatro años con el lanzador Bartolo Colón y se quedó con las llaves de un Hummer negro del 2003 cuando el derecho de los Angelinos ganó el Cy Young en el 2005, aunque la camioneta permanece incautada por el gobierno dominicano porque Presinal no puede pagar los impuestos correspondientes -- 30,000 dólares.

"En los EE.UU., es un vehículo muy, muy viejo", dijo pasando del llanto a la risa. "En el contrato tengo que decir 'Hummer 'nuevo'".

APIgor dio 35 jonrones en el 2001 mientras entrenaba con Nao

Cuando ESPN.com fue a visitarlo, Presinal estaba negociando un acuerdo para trabajar con el jardinero veterano José Guillén. Si todo sale bien, Presinal vivirá temporalmente en Seattle esta campaña y seguirá a Guillén cuando salga de gira con los Marineros.

Cuando le preguntaron si duda de González por el incidente de Presinal, Guillén respondió: "No, no me molesta. Conozco a Nao. He estado con él estos últimos siete u ocho años [en la temporada muerta]. Nunca escuché que Nao le mencionara algo así a alguien. Nunca me lo mencionó a mí... Yo sólo escuché los rumores. Ambos son hombres grandes y saben lo que sucedió".

En su libro, "Juiced", José Canseco identificó a González como uno de los jugadores que a quien inyectó con esteroides, pero González nunca salió positivo en un análisis. González rechazó una entrevista con ESPN.com el verano pasado, mientras jugaba para los Long Island Ducks de la Liga Independiente.

Presinal dice que González siempre trabajó duro y que nunca mencionó los esteroides cerca de él.

"Le digo a todos los atletas, 'No puedes usar sustancias porque si sales positivo me afectas a mí'", dijo. "Trabajo en las federaciones internacionales -- voleibol, fútbol. Se lo dije a González. Se lo digo a cada jugador antes de empezar. Si Ervin Santana sale positivo en las Grandes Ligas, afectará mi trabajo con el equipo de voleibol, de fútbol. Ervin Santana vendrá a entrenar este año; pero tal vez no el próximo. Y yo llevo 31 años trabajando para el gobierno con atletas que compiten en los Juegos Olímpicos".

Presinal describe su relación con González, saliéndose del tema por completo, diciendo que no hablan desde hace cinco años. Sin embargo, también dice que siguieron trabajando juntos después de que González firmó con los Vigilantes de Texas por segunda vez.

Cuando le preguntaron por qué siguió con González si sentía que lo habían usado como chivo expiatorio en el incidente de Toronto, dijo: "Está bien, porque al principio, MLB no hizo un gran escándalo por lo del 2001. El problema fue que, un año después, los directivos de Texas dijeron que yo tenía la entrada prohibida al club. El primer año, no fue mi problema. No era mi bolso. No tenía problema. Se convirtió en un problema después".

Cuando MLB le prohibió la entrada a los clubes, Presinal dijo que siguió trabajando con González fuera del estadio. Y cuando tomó a Colón como cliente en Anaheim, entrenaban en un pequeño gimnasio en la casa del pitcher y en el gimnasio de un hotel. Colón le pagaba un sueldo, lo ubicó un departamento de Orange County, y cubría sus gastos aéreos y de hospedaje cuando salían de gira.

Víctor PérezNao con varios de sus clientes en Dominicana

Aunque MLB investigó el incidente de Toronto, Presinal dijo que nunca hablaron con él. Y nadie asociado al ex senador George Mitchell, quien el año pasado fue contratado para conducir la investigación de esteroides en el béisbol, se ha contactado con él. Y no porque Presinal sea difícil de contactar, ya que puedes encontrarlo casi todos los días en el complejo deportivo en el centro de Santo Domingo, adonde los reporteros de ESPN.com asistieron a cuatro sesiones diarias de entrenamiento.

La primavera pasada, Presinal asistió al primer Clásico Mundial de Béisbol, supervisando la fortaleza y el acondicionamiento del equipo dominicano.

"Quisieron conversar con él", dijo Courtney, vocera de MLB. "Pero fue como que desapareció".

Presinal insiste en que el misterioso bolso de Toronto no contenía esteroides, aunque, según el Daily News, el documento de incautación canadiense hacía una referencia general a los esteroides. Presinal dijo a ESPN.com que el bolso contenía, principalmente:

•  Soladek, un calmante.
•  Dolo-neurobion, un complejo de vitamina B para combatir la fiebre.
•  Clenbuterol, un estimulante similar a la efedrina, que, según la comunidad de físico culturistas, estimula la tonificación muscular y la pérdida de peso.
"En el 2001 estas cosas no estaban prohibidas, pero ahora sí", dice Presinal. "En la República Dominicana son de venta libre".

Sin duda, un reportero de ESPN.com compró estas tres sustancias sin receta médica en una pequeña farmacia de Santo Domingo.

Presinal sugiere que su rol de paria en las Grandes Ligas también podría ser producto de los celos de algunos de los entrenadores de los equipos. Dijo que en los Indios, por ejemplo, al equipo médico le fastidiaba el hecho de que tuviera acceso a una habitación aparte para trabajar con González. Y a algunos entrenadores, dijo, no les gustaba que los jugadores latinos recurrieran a él.

"Los entrenadores piensan que como este entrenador viene de la República Dominicana y no habla inglés, no sabe nada", dice Presinal. "Cuando empecé a trabajar con González, todos los jugadores latinos querían trabajar conmigo. Los entrenadores decían que ellos son los entrenadores del equipo. Empecé una guerra. Y no estaba trabajando por dinero, porque sólo me pagaba González. Pero los jugadores querían trabajar conmigo".

Víctor PérezLa flexibilidad es clave en los programas de Nao

"Como en Anaheim, Vladimir Guerrero nunca me pagó un centavo. Tenía una habitación en la casa de Bartolo porque trabajaba allí todos los días. Así que cada día Vladimir venía a trabajar a casa de Bartolo. Y José Guillén también. Vlad Guerrero fue JMV [en el 2004], pero no hubo nada de dinero para mí.

"Ese año, Anaheim quería hacerle una cirugía a Guerrero; yo trabajé para sanarlo, y no necesitó la cirugía. Boston quiso hacerle una cirugía a Pedro Martínez [en el 2001]. Pedro dijo, 'No necesito una cirugía. Primero quiero intentar con mi entrenador personal'. Vino a mí al final de la campaña y trabajé con él. No lo operaron y regresó para desafiar a Barry Zito por el Cy Young".

Es por esto que hoy muchos de los jugadores se encuentran en el estacionamiento. Obviamente, los rumores de Toronto no los han convencido. Van al complejo olímpico en la temporada muerta por la reputación de Presinal como sanador de atletas. Vienen con la esperanza de contagiase algo del éxito que tuvieron Martínez, Colón y González, quienes, en conjunto, suman cuatro Cy Youngs y dos premios al JMV.

Y están convencidos de que este exigente programa realmente funciona para ponerlos en forma, especialmente a los lanzadores que se preparan para la larga campaña de trabajo.

Santana, quien tuvo 28-16 en sus primeras dos temporadas en las Grandes Ligas, conoció a Presinal a través de Colón, su compañero en los Angelinos. Este invierno volvió a Nao porque el año pasado, el régimen lo ayudó a fortalecer su hombro cansado.

"Todos quieren trabajar con él", dice Santana. "Algunos hombres tienen lesiones en el hombro o el codo y las organizaciones piensan que necesitan cirugía, pero él lo evalúa y algunos no la necesitan después de todo. Mi hombro estaba débil, no tenía potencia. Me dolía. Él lo revisó, hicimos ejercicios y ahora se siente mucho mejor".

Mientras se recuperaba de una cirugía de hombro en el 2004, Rafael Soriano de los Marineros, no formaba parte de la sesión de entrenamiento de Presinal, y la pasada temporada muerta sólo vino esporádicamente. Pero este invierno, con la idea de causar una buena impresión tras su canje a los Bravos de Atlanta, el relevista derecho está entre los clientes regulares que llegan a las sesiones de entrenamiento en Cadillac Escalades y Land Rovers.

Pausando para pensar, Soriano dice que fue un sueño lo que lo hizo venir.

Mike FishDicen las autoridades canadienses que éstas fueron las sustencias en el bolso; se pudo comprar sin receta médica en R.D.

"Estaba soñando que tenía problemas en el hombro y Nao era el salvador", dijo Soriano. "Él tenía la cura. La mañana siguiente llamé a Nao y le dije, 'Soñé que tenía una lesión en el hombro y tú debes curarme'".

Mientras tanto, de regreso en el estacionamiento de asfalto, Presinal sigue preparando a sus tropas para la temporada de béisbol. El volumen de jugadores a sus órdenes -- jóvenes y veteranos -- es increíble.

Y para las personas que dirigen el béisbol, el Jack LaLanne de la República Dominicana sigue siendo un misterio.