Con la mente en Pacman

El venezolano Edwin Valero señaló en exclusiva que le gustaría enfrentarse al filipino Manny Pacquiao, monarca de peso superpluma

13:58 ET
Actualizado el
Sebastián Contursi Por Sebastián Contursi
ESPNdeportes.com
Archivo

Edwin Valero
Edwin ValeroEdwin Valero hará su defensa mandatoria del título
El venezolano Edwin Valero es uno de esos extraños casos que ofrece el no menos extraño mundo del boxeo. Cuando se encaminaba a convertirse en una gran figura de la mano de la Golden Boy Promotions de Óscar de la Hoya, fue suspendido en los Estados Unidos debido a que a principios de 2004 la Comisión Atlética de Nueva York le detectó una vieja lesión cerebral.

Esta Comisión asegura que la suspensión es definitiva, al menos en ese estado, ya que argumentan que si le permitieran pelear su salud correría riesgos. Curiosamente, expertos del resto del mundo piensan lo contrario. Y la prueba es que Valero ha combatido ya en Argentina, Panamá, Venezuela, Francia y Japón. Y el próximo 15 de diciembre lo hará en Cancún, México, donde defenderá por tercera vez el título de los superplumas de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Pero lo cierto es que el temible Valero (22-0, 22 KOs) estuvo en Las Vegas para presenciar el combate entre Marco Antonio Barrera y Manny Pacquiao. Y, de paso, charló en exclusiva con ESPNdeportes.com.

-¿Por qué viniste a Las Vegas?
- Vine a ver en vivo a Pacquiao, a quien quiero enfrentar lo antes posible. Y, claro, también vine a dar mi apoyo a Barrera, a quien ayudé a entrenar en Guadalajara en el último mes. Además, siempre es bueno estar en una ciudad como Las Vegas, donde lógicamente me gustaría pelear algún día.

-Pero lo cierto es que sigues suspendido en los Estados Unidos...
-Es cierto, pero lo gracioso es que me permiten pelear en todo el mundo, menos en los Estados Unidos. Más exactamente, es el doctor Barry Jordan, de la Comisión Atlética de Nueva York, quien no quiere dejarme pelear aquí. Hoy casualmente hablé con el doctor Madrazo, quien operó a Barrera en su momento, colocándole una placa de titanio en la cabeza. Yo tengo algo similar, pero a mí no me dejan pelear.

-¿Todavía mantienes las esperanzas de pelear aquí?
-La verdad es que cada día se van perdiendo esas esperanzas. Me parece que en mi caso hay varias cuestiones políticas que se mezclan con lo boxístico. Pero lo cierto es que todos los médicos y neurólogos que me revisan dicen que estoy en perfectas condiciones. Pero si no me dan mi licencia en los Estados Unidos, pues tendremos que hacer las peleas grandes en otros lugares, como Cancún o China, no sé.

-Por cierto, peleas en Cancún el próximo 15 de diciembre. ¿Ya se conoce quién será tu rival?
-Aún no. Se menciona que puede ser Carlos el Famoso Hernández, luego de que quedaron descartados los mexicanos Fernando Trejo y Jorge el Coloradito Solís. Mi promotor, el japonés Akihiko Honda, está trabajando sobre ese asunto por estas horas.

-¿De todos modos, ya comenzaste tu preparación?
-Sí, comencé a prepararme en Tokio, Japón, como lo vengo haciendo últimamente, ya que mi promotor es de allí. Después estuve dos semanas ayudando a Barrera, ya que compartimos el entrenador Sendai Tanaka. Y ahora me voy nuevamente a Tokio.

-¿Ya no estás más con el entrenador venezolano Jorge Zerpa, no es cierto?
-Cierto, ahora estoy únicamente con Tanaka, debido a que hubo algunos detalles con Zerpa, que hicieron que nos separáramos. También estamos considerando incorporar al equipo al mexicano Rey Alcorta.

-Hace algunas semanas se publicó en varios medios de prensa que te habían desfigurado el rostro durante una riña en un bar de Venezuela. Evidentemente, eso no fue cierto...
-Ya ves, es todo falso. Todos me preguntan lo mismo. Pero tengo que decir que todo eso se debe a que algunos periódicos amarillistas de Venezuela no me quieren y entonces inventan historias para perjudicarme. Lo cierto es que sí estaba en una disco junto a mi esposa y cuando salíamos fui atacado por desconocidos. Me arrancaron el celular y me golpearon en la frente. Me provocaron un corte , pero eso es todo.

-Se dice, también, que te cuesta mucho hacer las 130 libras y que tienes pensado subir a ligero. ¿Qué hay de cierto?
-Es verdad que me cuesta dar el peso. Pero también es cierto que si hay que hacer el sacrificio, pues lo hago. De todos modos, podría ser que subiera al peso ligero el año próximo, porque siempre hay que buscar las mejores bolsas. Ya tengo 25 años y tengo que intentar ganar dinero, porque esta carrera es corta y yo me quiero retirar haciendo sólo algunas peleas más.

-En ese sentido, ¿crees posible poder enfrentar a Pacquiao o a Juan Manuel Márquez, por mencionar a algunas de las grandes figuras de tu peso?
-Una de las posibilidades podría ser medirme ante el ganador del combate entre Márquez y Ricardo el Rocky Juárez, que pelearán el 3 de noviembre próximo. Pero al que tengo primero en mi lista se llama Manny Pacquiao. Definitivamente quiero pelear con él a como dé lugar. Ahora él dice que subirá al peso ligero, así que mucho mejor todavía. Creo que es una pelea bien interesante, que todos quieren ver.

-¿Cómo te imaginas una pelea con Pacquiao?
-Bueno, él sólo le ha ganado a boxeadores diestros. Pero nunca a un zurdo como yo. Por otro lado, nunca le han pegado realmente, nunca se ha enfrentado a un pegador como yo. Sé que él no se pararía a cambiar golpes conmigo. Si lo hiciera, sería un combate sangriento. Pero aún así, con hambre y talento le gano. Otra cosa, Pacquiao se desordena mucho cuando ataca. Y no creo que pegue tanto. Más bien, es muy rápido y agarra mal parados a sus rivales.

-¿Cómo está tu relación con el presidente venezolano Hugo Chávez? ¿Siguen siendo amigos?
-Bueno, no es que seamos amigos, sino que hemos hablados varias veces y, como todo el mundo sabe, yo apoyo su gestión hasta la muerte. Pero no es que yo sea su amigo. Chávez es un hombre muy ocupado. Pero su gobierno me presta su colaboración cuando lo necesito. Por ejemplo, creamos la Fundación Deportiva Edwin Valero, con el fin de ayudar a los atletas venezolanos que lo necesiten y el gobierno me ha apoyado en esa iniciativa. Seguiremos trabajando para ayudar a la gente.


Sebastián Contursi es periodista desde 1991 y desde entonces ha trabajado para diversos medios de comunicación, en Argentina y en los Estados Unidos. Ha realizado la cobertura de más de 120 peleas de títulos mundiales de boxeo, Roland Garros 2001 y otros torneos de la ATP, numerosas ediciones de la Copa Libertadores, la UEFA Champions League, la Copa UEFA y la Copa Intercontinental. También cubrió el Mundial Juvenil Argentina 2001 y los Mundiales de Corea del Sur-Japón 2002 y Alemania 2006, entre otros eventos. Actualmente es redactor especial de ESPNdeportes.com Consulta su archivo de columnas.