Regresar a la NBA

12:43 ET
Actualizado el
por Greivis Vásquez

Greivis Vásquez
Getty ImagesVásquez volverá a vestir la camiseta de Memphis en esta temporada
En esta entrega deseo compartir con ustedes todo mi entusiasmo y emoción debido a encontrarme realizando todos los preparativos para lo que será, dios mediante, mi segunda temporada en la NBA. Ahora que el "Training Camp" está en proceso, mis expectativas siguen intactas. Mi equipo, los Grizzlies de Memphis, tiene un roster sólido, con jugadores muy talentosos que conocen muy bien su rol y función en cancha. Aún estamos a la expectativa para saber qué sucederá con Marc Gasol, debido a que él es uno de los agentes libres más cotizados que tiene la NBA en la actualidad. Gasol es sencillamente un centro que garantiza mucho durante el desarrollo del encuentro, así que obviamente el deseo es que permanezca con nosotros. En lo que respecta a las prácticas, les puedo decir que cada uno de los entrenamientos del equipo está cargado de intensidad y que además ese ritmo se va incrementando mientras pasan los días.

Todo lo que rodea a la NBA y al mercado de traspasos de jugadores impacta enormemente al juego. Es obvio que los equipos cambian por la pérdida de un jugador o la adquisición de otro y ese cambio origina a la vez la posibilidad de un equipo de optar por el campeonato o de ni siquiera asistir a los play-offs. Será muy interesante ver a los Ángeles Lakers sin Lamar Odom, un jugador que ya estábamos acostumbrados a ver jugar en el equipo de Kobe Bryant. Es interesante ver a un jugador con tantos años de experiencia en postemporada apoyando ahora a la causa de los Dallas Mavs, el equipo campeón de la NBA y un rival directo de los Lakers en los siempre difíciles play-offs de la Conferencia Oeste. Todo esto es un ejemplo que la NBA se trata estrictamente de negocios y no de una relación amorosa.

En lo personal nosotros los jugadores no podemos controlar cambios a otros equipo o cualquier otra cosa, pero algo que si podemos controlar es el trabajo y el esfuerzo que entregamos en la prácticas. Un ejemplo de lo que podemos hacer nosotros los jugadores es lo que hago en la actualidad, mantener enfocado en mi trabajo, aprender cual es mi función en el equipo y cumplir ese rol para ayudar a los Grizzlies a obtener victorias. Cada triunfo de la temporada, que comenzará el 25 de diciembre, será fundamental, debido a las exigencias de un calendario más corto.

En este campo de entrenamiento me he sentido excelente, especialmente de mis tobillos, una parte de mi cuerpo de la que padecido y que ha afectado mi juego en oportunidades anteriores. Recuperarme de esos dolores es otro de los motivos que han marcado ese positivismo que siento actualmente. A casi un par de días del primer juego de pre-temporada, vivimos un gran ambiente en los Grizzlies, en la cancha y en los camerinos. Esperamos regresar a la NBA con las intenciones de regresar a los play-offs con actuaciones tan buenas o mejores que la del año pasado. Mientras escribo continúan los rumores o cambios en la NBA, se oye de Dwight Howard, de Chris Paul, de Barea, de Glen Davis, de Jamal Crawford, son transacciones interesantes, pero reitero, que nosotros los jugadores no debemos distraernos con lo que sucede en el mercado sino concentrarnos en llegar al primer encuentro oficial en plenitud de condiciones.

REPECHAJE
No puedo despedirme sin hacer una mención sobre lo que significa la buena noticia de la sede del repechaje olímpico masculino, la cual fue otorgada por la FIBA en nuestro país. Ahora "TODOS" tenemos muchas obligaciones: en principio el Gobierno Nacional de cumplir con todo lo prometido cuando hizo la solicitud de sede, garantizando aspectos como seguridad, hospedaje, infraestructura y transporte. Igual de importante es la responsabilidad de nosotros los jugadores, quienes debemos llegar en condiciones y comprometidos a luchar por uno de esos tres cupos disponibles, y finalmente ustedes los aficionados quienes deben apoyarnos para que logremos la anhelada meta de estar en Londres 2012.

Entre volver a la NBA y los Juegos

9:38 ET
Actualizado el
por Greivis Vásquez

Venezuela v Dominicana
APGreivis quiere que su país sea sede de uno de los repechajes olímpicos
Mientras recibo las buenas noticias de todo lo que sucede en las reuniones de representantes de dueños de equipos y jugadores, todo parece indicar que debo ir preparando mis maletas para viajar a Estados Unidos para iniciar los entrenamientos con los Grizzlies con miras a mi segunda temporada de la NBA.

Pronto les contaré todos los detalles sobre lo que significaría unirme a mi equipo luego de ese final tan espectacular de la pasada temporada. Sin embargo, en esta ocasión quiero relatarles otra situación que nos tiene entusiasmadísimos precisamente porque es la continuación de una misión que comenzamos cuando finalizó la temporada de la NBA y nos reunimos en Caracas para entrenar con miras al preolímpico de Mar del Plata, Argentina, un lugar donde dejamos la tarea escolar por la mitad, al clasificarnos para el repechaje y mantener vivo el sueño de asistir a unos Juegos Olímpicos para representar a mi país.

Estos días son cruciales debido a que una comisión de la Federación Internacional de Baloncesto estuvo en Venezuela visitando las distintas instalaciones deportivas y aspectos como seguridad, transporte y alojamiento para considerar la solicitud que ha hecho formalmente Venezuela para ser sede del repechaje olímpico. Sería extraordinario poder jugar este clasificatorio en Venezuela, frente a toda nuestra afición, empujando por la misma causa de clasificar a Londres 2012. Esa característica de ser local es importantísima y por ella debemos luchar todos en esta solicitud a la FIBA.

He repetido en muchas ocasiones que ir a Londres es más que un sueño por todo lo que reúne una cita olímpica. En primer lugar por viajar a esos Juegos formando parte de una delegación de atletas, cada uno de ellos los mejores en sus disciplinas deportivas. El hecho de formar parte del desfile inaugural, acompañando y respaldando al abanderado de Venezuela, dándole la vuelta a un estadio londinense, debe ser un momento grandioso.

Finalmente y probablemente lo más importante, en el aspecto deportivo, ya que clasificar al baloncesto a sus segundos Juegos Olímpicos, nos regresaría a la élite mundial, a aquel estatus donde una vez estuvo nuestro básquetbol, guiado por aquella generación espectacular de estrellas como Gabriel Estaba, Rostyn González, Carl Herrera, Alexander Nelcha o Sam Shepperd, quienes nos representaron en Barcelona 92, luego de obtener la nominación de "Héroes de Portland" tras aquella maravillosa actuación en el preolímpico de esa ciudad, donde dieron la gran sorpresa de eliminar a Brasil en semifinales para luego caer en la gran final ante el primer gran 'Dream Team" estadounidense, aquel de Bird, Magic y Ewing.

A la Federación Venezolana de Baloncesto le pido que de la misma manera como lo hicimos para el preolímpico, realice la planificación necesaria, que incluya juegos de preparación, que nos permita llegar acoplados para la cita del repechaje y de esa manera terminar con la asignación que quedó pendiente en Argentina. Formar parte de la delegación venezolana que nos representara en Londres 2014.

¡¡¡Si Podemos!!!

Estoy listo para jugar baloncesto

6:56 ET
Actualizado el
por Greivis Vásquez

Greivis VásquezESPNdeportes.comYa pasó mucho tiempo de clínicas y demás, estoy pensando en baloncesto
Desde que finalizó la temporada de la NBA me involucré en actividades como una conferencia de prensa y gira de medios en Venezuela; participé en el preolímpico de baloncesto en Mar del Plata; dicté clínicas en Caracas coordinadas por la Embajada Americana; entrené en Estados Unidos con mis coachs de bachillerato y de la universidad; estuve en el lanzamiento de mi calzado en la ciudad de Nueva York y en la gira promocional de Under Armour por Baltimore y Nueva York. Además tuve la suerte de asistir a la final de basquetbol de Venezuela en el Naciones Unidas; a la pelea de Jorge Linares en Los Ángeles y a dos encuentros de la vinotinto de futbol en Puerto La Cruz y San Cristóbal.

Ahora estoy listo para una sola cosa: JUGAR BALONCESTO. La verdad es que con todas estas noticias que recibo directamente desde Estados Unidos, relacionadas con el conflicto entre nosotros los jugadores y los dueños de equipo, por primera vez el panorama se oscurece tanto, que no permite ver una solución a corto plazo y por esta razón muchos de mis compañeros que habían permanecido a la expectativa están explorando la opción de jugar en el exterior.

Cuando se lee en los medios que una estrella del baloncesto suramericano, súper establecida en la NBA, como Andrés Nocioni, ha decidido incorporarse al Club Peñarol de la Liga Nacional de Argentina, uno comienza a considerar la posibilidad de jugar baloncesto fuera de la NBA. En principio, evalúo dónde pudiera jugar, debido a que --gracias a dios-- he recibido propuestas de diferentes países. La opción de mayor importancia es sin duda Venezuela, por múltiples razones. Una de ellas es que estaría cerca de mi familia, una situación que no he podido vivir desde que decidí aceptar una beca de bachillerato e irme a estudiar a Estados Unidos persiguiendo el sueño de llegar a la NBA. Otra razón importante es que siempre he deseado retribuirle a la afición venezolana todo el respaldo que he recibido durante mi corta carrera y esta sería la mejor manera de hacerlo, jugando y apoyando la Liga de nuestro país.

Ser jugador de baloncesto

7:51 ET
Actualizado el
por Greivis Vásquez

Greivis Vásquez
ESPNdeportes.comTuve muchos asuntos que atender en New York
Ser jugador de baloncesto involucra participar en actividades tan distintas que, además de ser enriquecedoras por todo lo que puedo aprender de ellas, me permiten también notar cuanto amo estar en la cancha.

Iniciaré compartiendo con ustedes un par de eventos en los que estuve participando en Estados Unidos antes de mi regreso a Caracas. Recibí una invitación de parte de la cadena de Televisión Univisión para participar en el programa "Despierta América". Es un honor poder ser visto en todo el territorio estadounidense y más aún cuando tengo la oportunidad de hablar sobre baloncesto, ya que la invitación fue específicamente para conversar sobre el anuncio que había hecho esa semana de cancelar dos semanas adicionales de partido. Para poder estar presente en ese programa debí viajar al sur, hasta Washington DC, al estudio del canal, donde tenían todo listo para la transmisión.

Digo esto, lo del traslado a Washington, ya que una vez finalizada esa entrevista televisiva, tuve que viajar a la ciudad de Nueva York para cumplir compromisos con mi empresa patrocinadora, Under Armour. En un lugar del downtown, muy cercano a la pequeña Italia y el barrio chino, Under Armour preparó un local, pintando las paredes con los logos de la campaña y ante la presencia de los medios de comunicación e invitados especiales lanzaron la promoción publicitaria denominada "Are You From Here". En el lanzamiento estuvimos como imagen de la empresa, Brandon Jennings de los Milwaukee Bucks, Derrick Williams de Minnesota Timberwolves, Kemba Walker de Charlotte Bobcats y mi persona, en representación de los Grizzlies Memphis. Muy emotivo ver mis zapatos adornados con una cinta con los colores de la bandera de Venezuela.

Expliqué sobre estas actividades de medios, publicidad y relaciones públicas, precisamente para que entiendan que mi lugar es en la cancha. Que a pesar de todo lo que disfruto cada actividad extra baloncesto, en realidad lo que más desearía es escuchar el silbato del árbitro o la orden del técnico indicándome 'Vásquez' y así poder correr para ingresar a un encuentro.

A nosotros los novatos nos afecta mucho esta situación de paro laboral en la NBA. Los jugadores de segundo año arriesgamos mucho al momento de aceptar un contrato en el exterior. Además de condiciones que impactan a un jugador acostumbrado a jugar en la NBA, como diferencia en el calendario y de instalaciones deportivas, el gran riesgo es sin duda una posible lesión. Un novato lesionado encontrará enormes dificultades al momento de reencontrar su espacio en un equipo de NBA, ya que ni te verán de la misma manera ni te ofrecer arán las mismas oportunidades. Así que en caso de evaluar la posibilidad de jugar fuera de la NBA, un jugador de primer o segundo año debe pensar detenidamente y estar claro en el chance de que arriesga su permanencia, o en el peor de los casos, su carrera en la NBA.

¡Mi Venezuela progresa!

10:07 ET
Actualizado el
por Greivis Vásquez

Greivis Vásquez
Servicios de ESPNdeportes.comAprovechando para estar con mis panas...
Durante los días recientes he tenido la oportunidad maravillosa de presenciar dos eventos espectaculares que me han permitido notar el nivel que tenemos en el fútbol y el boxeo.

Fútbol en Puerto La Cruz
Es de todos conocidos que el futbol venezolano ha mejorado muchísimo en los últimos años y los resultados así lo demuestran. Este año en Miami tuve la oportunidad de compartir con nuestro talento Ronald Vargas y él ya me había comentado sobre el buen momento de nuestra selección nacional.

Por estas razones mi viaje a Puerto La Cruz fue especial, lleno de optimismo para mirar a los jugadores de mi país intentando algo histórico ante Argentina. Me impresionó mucho la afición en el estadio y el apoyo que se le dio a la "Vinotinto" y mucho más el resultado. Que honor y que orgullo haber presenciado la primera victoria de Venezuela ante una selección tan prestigiosa. Espero en el futuro tener nuevas oportunidades de apoyar al futbol venezolano y por supuesto de disfrutar de nuevos triunfos.

Suerte muchachos, espero que se clasifiquen al Mundial de Brasil. En el vestuario saludé a los jugadores venezolanos y al técnico. Farías, por cierto, emocionado me dijo "Ganamos" y me explico cómo logró lo que se propuso. Agradezco el trato que me dio durante mi breve visita al camerino. Sin duda él sabe lo que está haciendo.

Antes de salir del estadio hice una parada en la rueda de prensa del entrenador César Farías y le grité "Eres un crack". Fue una manera sencilla de mostrarle mi agradecimiento y apoyo a quien está al mando de esta misión clasificatoria.

Boxeo en Los Ángeles
En días pasados, Jorge Linares me había invitado a su combate ante el Mexicano Anthony De Marco y yo le había asegurado que iba a asistir. Al aproximarse la fecha de la pelea me llamó y me dijo "vente" y de esa manera fue como asistí al Staples Center.

Fue una pelea buena y estuve muy contento de apoyarlo. El perdió ganando, ya que había dominado todos los rounds. Jorge es una persona humilde y trabajadora. Fue una tremenda pelea y tal como lo dije esa noche en mi twitter, me convencí del gran corazón que tiene mi pana Linares.

Mi casa de Maryland
El viaje a Los Ángeles representó apenas un mínimo descanso en mi programa de entrenamientos que busca además de ponerme en plenitud de condiciones, tener una mente productiva.

Antes del viaje, estuve unos días en Maryland, en la universidad, jugando el encuentro de ex alumnos, donde coincidí con un jugador como Steve Francis, una estrella de la NBA. Yo crecí viéndolo y en ese partido lo tuve al lado, la pasé muy bien, y ahora Francis es mi amigo y se comunica conmigo por email y por el twitter.

Jugar con Francis fue otro gran honor. En Maryland me quedaré durante unos 10 a 15 días y luego regresaré a Venezuela para seguir entrenando. Aquí puedo realizar muchos trabajos de pesas y acondicionamiento en la sede de mi universidad con el coach David Adkins o en mi bachillerato Christian Montrose High School con mi ex entrenador Stu Vetter.

Muchas Gracias
Debo agradecer a todos los que enviaron sus comentarios sobre esta columna, comunicándose directamente al portal de ESPNDeportes o a través de mi twitter. Gracias por sus palabras motivadoras.

Me quedo en Venezuela

13:25 ET
Actualizado el
por Greivis Vásquez

Venezuela v Dominicana
APUn orgullo: pisar el terreno junto a Antonio Armas, en el entrenamiento de Los Leones de Caracas
Qué privilegio poder, a partir de esta primera columna, comunicarme con todos los lectores de ESPNdeportes.

Este receso obligatorio motivado al conflicto entre jugadores y propietarios de equipos de NBA me ha llevado a desarrollar actividades en mi país. En principio debo comentar que jamás pensé que una huelga me beneficiaría en el sentido de encontrar el tiempo para disfrutar de las noblezas de mi país. Prácticamente desde que me fui a estudiar bachillerato (High School) a Estados Unidos no había tenido la oportunidad de estar en Venezuela debido a lo exigente que es el baloncesto colegial.

Durante los primeros días, luego de cumplir compromisos con la Selección Nacional en el preolímpico de Mar del Plata, Argentina, donde logramos un cupo para el repechaje, regresé al país para saldar una deuda con los aficionados de Puerto Cabello, una bella ciudad ubicada en la Costa del Estado Carabobo. Allí teníamos una clínica deportiva antes de partir a Argentina y debimos suspenderla debido a que considerábamos más importante cumplir con la responsabilidad del Preolímpico. Lo más importante fue que la gente lo entendió y apreció la presencia de los que asistimos para compartir con la juventud de ese lugar.

Mientras noto cómo tantos jugadores de la NBA han firmado contratos con equipos del exterior para continuar sus carreras mientras hay paro en Estados Unidos, yo también he estado considerando propuestas de equipos extranjeros que me han expresado sus intereses en mis servicios. Probablemente la más seria y concreta arribó de Israel, del equipo Hapoel con sede en Tel Aviv.

Fue una oferta muy atractiva, debido a que el Hapoel es un equipo muy reconocido en Israel y sabía que deportivamente tendría sus exigencias, sin embargo me decidí por quedarme en Venezuela ya que he venido trabajando en un proyecto de clínicas deportivas que posiblemente me den la oportunidad de enseñar baloncesto a lo largo de todo el territorio nacional.

Es una iniciativa que requerirá del apoyo de todos en Venezuela, del gobierno nacional y de las empresas privadas y he allí su dificultad. Estoy convencido de que a través del esfuerzo que realiza todo mi equipo de trabajo lograré llegar a muchas de esas canchas de básquet de mi país y podré contarles a cada uno de esos niños que sueñan con triunfar, que "Sí se puede" alcanzar las metas, aunque para hacerlo deben sacrificarse mucho.

Con respecto a la Selección Nacional de Venezuela he realizado una campaña muy directa al gobierno nacional y a la Federación Venezolana de Baloncesto para que nuestro equipo cuente con un complejo deportivo propio. He explicado las ventajas que ofrece un gimnasio exclusivo para nuestro quinteto. Es obvio que andar solicitando canchas donde practicar es negativo en todo sentido. Es urgente que se nos ofrezca un gimnasio en condiciones favorables, modernas, en buen estado. Espero que nuestras autoridades escuchen este llamado de los jugadores e inicien la construcción de un complejo deportivo para la Selección Nacional de Baloncesto.

No quiero despedirme sin compartir con los lectores la experiencia de haber sido invitado a un entrenamiento del equipo de beisbol Leones del Caracas. Qué orgullo pisar un terreno al lado del legendario jonronero venezolano Antonio Armas...

AL INICIO