Crecerse ante el castigo

2:07 ET
FECHA
05/02
2011
por Carolina Guillén

MAYAGÜEZ, Puerto Rico -- Los Yaquis de Ciudad Obregón han pasado un invierno lleno de complicaciones y con el paso del mismo, han encontrado la manera de crecerse al castigo. Los planes de la directiva, encabezada por René Arturo Rodríguez, empezaron a cambiar muy rápidamente.

La directiva Yaqui tenía grandes esperanzas en extranjeros como Justin Sellers y Justin Ruggiano. Las lesiones impidieron que siquiera llegaran a diez juegos entre los dos y ahí comenzó a trabajar la maquinaria gerencial.

El conjunto de Ciudad Obregón, también tuvo que lidiar con los problemas físicos de Carlos Valencia, quien apenas pudo participar en nueve juegos de temporada regular, debido a que se recuperaba de lesiones.

También con los problemas en la lomita de su cerrador Héctor Navarro, quien perdió la efectividad a media temporada. Afortunadamente, la gerencia logró traer desde Mexicali a Luis Ignacio Ayala y con esto, los problemas en la novena entrada quedaron resueltos.

En total, los Yaquis sumaron 18 diferentes jugadores extranjeros. Incluso tuvieron que encontrar la manera de sustituir a su primero en el orden Jeff Salazar, quien dejó al equipo por lesión.

Las respuestas llegaron desde República Dominicana, la tierra del mánager Eddy Díaz. Elián Herrera y Víctor Díaz apoyaron los esfuerzos de la tribu cajemense, los cuales encontraron su punto más alto en la obtención del quinto título.

El nuevo reto era la Serie del Caribe y conseguir sustitutos tanto para Herrera como para Díaz.

Los bates de Karim García y Justin Christian han sido parte de la respuesta, pero la garra de los pupilos de Eddy Díaz ha ido mucho más allá. Una buena prueba son los dos regresos contra los Toros del Este, uno de ellos cuando se encontraban a un strike de la derrota. ¿O qué más le podemos pedir a alguien como Oscar Robles? Capaz de tomar un turno con problemas graves de lesión, fajarse en la caja de bateo y pegar el hit del empate con dos strikes en la cuenta.

El desenlace sólo Dios lo conoce en este momento, pero los Yaquis están cumpliendo con la premisa de Eddy Díaz: no han viajado tres mil kilómetros para perder.

Por cierto, con el triunfo del sábado vs Toros del Este ya empataron su máxima cifra de victorias en Series del Caribe, la cual data de 1974 cuando finalizaron como subcampeones con marca de 3-3.

En aquel lejano 1974, el campeón fue Puerto Rico versión Criollos de Caguas. El domingo, la novena de Díaz tiene la posibilidad de enfrentarlos y demostrarles que no desean se repita la historia.

A México le salió bien

23:45 ET
FECHA
04/02
2011
por Carolina Guillén

MAYAGÜEZ, Puerto Rico -- Llegando al Estadio "Isidoro García" en el tercer día de Serie del Caribe, el manager de Yaquis, Eddy Díaz me dijo de una manera tajante: "Marco Quevedo no abre hoy. Marco Quevedo gana hoy". Así empezó la faena. Unos cuantos cambios en el lineup que incluyeron subir al nicaragüense Everth Cabrera a segundo en el orden porque al manager le gustaba un bateador zurdo en ese puesto para halar los picheos pegados. Bárbaro Cañizares de bateador designado ante la baja posiblemente definitiva del veterano Oscar Robles por problemas de ligamento cruzado en su rodilla. Descanso a Carlos Valencia para cuidar sus molestias en el pie y titularidad para José Manuel Rodríguez por su velocidad, según explicó el dirigente.

Se había gestado un plan, habían llegado más temprano al estadio, tomado las precauciones para medirse a los Caribes de Venezuela. Es que ustedes entenderán que Díaz, un timonel que volvió a la vida de béisbol tras 9 años de ausencia, no viajó 3000 millas para perder. 9 entradas y 27 outs después me encontraba entrevistando al mejor jugador del partido, a Marco Quevedo. Y México se ponía 2-1 para afrontar la 2da vuelta, la cual incluye un partido este sábado contra los Toros de República Dominicana.

Por Dominicana va Adalberto Méndez y por México Francisley Bueno, quien dicho sea de paso me dijo que se encargaría de ser el héroe del partido para que lo entrevistara al final del partido. Díaz se lo guardó a la RD por los zurdos de ese lineup. Este lanzador cubano ni siquiera iba a abrir juegos en la Liga Mexicana durante la postemporada de los Yaquis. Llegó al final de la regular y en principio, o al menos así se dio a conocer por la prensa, Marco Carrillo iba a ser el cuarto abridor en Obregón. Pero al final, Eddie Díaz puso a Carrillo como relevista y Bueno lanzó el cuarto en la repesca vs Hermosillo con muy buenos resultados. En la semifinal vs Los Mochis lanzó el cuarto y lo dejó perdido, pero Carlos Valencia lo rescató con HR de tres carreras en la novena. Durante la final abrió una sola vez y lo hizo bien.

Desde antes que comenzara la Serie, Eddy Díaz advirtió sobre la peligrosidad de algunos bateadores zurdos de los Toros del Este. Por eso mencionó para la prensa mexicana como candidatos para el primer juego a Alberto Castillo o Francisley Bueno, no a Rolando Valdez, como alguien había asegurado en Mayagüez.

Ciertamente, algunos de los mejores bateadores de la República Dominicana son zurdos: José Constanza, Ricardo Nanita, Kevin Barker y Danny Richar. Incluso Dean Treanor, en el primer juego, guardó a Richar ante el cubano Castillo y decidió poner a Víctor Mercedes como antesalista.

Eddy Díaz ya les mandó a Alberto Castillo en el primero, con mucho éxito y ahora, tiene a Francisley Bueno listo para su segundo encuentro en la Serie del Caribe.

Entre otras cosas conversé con Jorge Vázquez. El "Chato", que pertenece a las granjas de los Yankees, mostró esta temporada en México muy buena defensiva en la inicial, a lo que él dice darle el crédito a los dos años que lleva asistiendo a los Estados Unidos a trabajar con los americanos, aunque aclaró que llegó a esta organización siendo ya un "pelotero" pues considera que realmente su formación fue en México al lado de talentosos compañeros que le han tocado en su carrera. Además, algunos coaches de bateo hablan de su habilidad para detener su swing un instante y realizar ajustes para conectar la pelota de mejor forma, una cualidad que según el jugador es un don con el que nació y lo único que hace a diario es intentar pulirlo para sacarle provecho en el futuro. Así como ha aprendido a batear más hacia la banda contraria, todavía tiene mucho por crecer como bateador. Vázquez a sus 28 años siente que 2011 puede ser el año de su debut en Grandes Ligas y que vestir el uniforme de los Yankees genera compromiso así que por vestirlo está dispuesto a jugar en donde lo necesiten.

Cuando llegué a Puerto Rico más de un colega me recomendó ponerle un ojo a Leonardo Heras, cuya participación en la Serie se ha limitado a la labor de corredor emergente. Se trata de un jovencito de 20 años de edad, alguien que tiene mucho talento. Viene de conseguir su consolidación como titular en Guasave, equipo que se quedó a un pasito de ganar el campeonato. Allí tuvo como manager a Matías Carrillo, uno de los mejores jardineros en la historia del béisbol mexicano. En verano dejará Reynosa para jugar con los Diablos Rojos, un equipo que por cierto le "caía muy gordo de chico" pero que ahora está obligado a mirarlos desde otra perspectiva. Heras tiene apenas dos años fildeando, ya que al principio no era jardinero pero a estas alturas ya dice haberle agarrado el gusto. Su consolidación no ha sido fácil pero la oportunidad de jugar a diario con los Algodoneros dice haber sido de oro. De Carrillo confesó gustarle su juego fuerte, no dejarse nunca, la agresividad, el luchar a diario, aspecto que jura haber aprendido de él.

Es cierto que México no tiene gran representación en el mejor béisbol del mundo, aspecto que en parte se debe al sistema de propiedad de los jugadores por parte de la Liga, pero eso no quiere decir que no haya talento y que no sean especialistas en llevar en cada barco que viaja a una Serie del Caribe lindas historias para aquellos que nos gusta escucharlas, verlas con nuestros propios ojos y aprender más de este mundo de béisbol.

Como dijo Mario Mendoza Jr. "Quiero cerrar mi ciclo ganador en Mayagüez, todos vinimos hasta aquí con la esperanza de ganar"

Aventuras de Mayagüez -- Parte 3

10:19 ET
FECHA
03/02
2011
por Carolina Guillén


Entrevista con Seith Etherton

Transcurrió el primer día de Serie del Caribe con una jornada beisbolera extensa, cortesía de las 15 entradas que le tomó a México para sorprender a los campeones defensores de la República Dominicana y que además retrasó el debut de los participantes del 2do turno, entiéndase Venezuela y Puerto Rico, en donde los Caribes nunca estuvieron abajo en el marcador.

Yaquis y Caribes picaron adelante, a Obregón le favoreció al fin no abrir una Serie del Caribe frente al anfitrión, y a Anzoátegui ni le pegó el cansancio de la travesía recorrida para llegar a Mayagüez. Dos rivales que este jueves estarán especialmente inspirados, sobre todo México, por la forma como triunfaron tras el batazo de Iker Franco. La Tribu de Venezuela trae inspiración hasta para repartir. Me gustó el equipo que vi el miércoles y, sobre todo, el cómo respondieron dos de los refuerzos que trajeron a Mayagüez.

Seth Etherton de Aragua cumplió a cabalidad el plan que se había planteado con el Matatán Eliezer Alfonso, su receptor. Tiró strikes y logró sacar de balance a una toletería que no conocía y que poco habrá enfrentado en su larga carrera por las menores, los sacó de balance y además lanzó tranquilo con las cuatro carreras de respaldo que le dio la ofensiva para cambiar quizás un plan inicial de trabajo. Luis Núñez, mientras tanto, refuerzo de las Águilas del Zulia, fue para mí el hombre clave, el único en duplicar el número de imparables por Venezuela. Y lo más importante fue remolcar una rayita en el séptimo que le dio el seguro de vida a su equipo, una remolcada que sacó a Puerto Rico del partido. De hecho, si le quitamos ese primer inning de cuatro carreras con tres errores al partido, la historia con Venezuela hubiera sido otra.

Hablando de todo un poco, quisiera compartir con ustedes lo que conversé con Eddy Díaz, manager dominicano que dirige a México, quien por cierto fue contratado a "tiempo completo" por los Rays como Scout Internacional, lo que le cambia sus planes de dirigencia en el verano. Diaz expresó lo especial que es tener el nombre de México en el pecho, que no viajó 3000 millas para perder y que no subestima a sus rivales. "Tenemos una enmienda, ganar un juego tras otro y devolverle la corona a México" fueron palabras pronunciadas con un tono especialmente desafiante.

Mientras tanto el estadounidense que dirige a Toros del Este, Dean Treanor, está muy feliz de esta oportunidad única de representar a su equipo en la Serie del Caribe. Me encargué de refrescar ciertas dudas que tenía sobre sus preferencias, sin pelos en la lengua me dijo que su receptor titular es Alberto Rosario, por encima de Wellington Castillo y Cole Armstrong, pues es uno de los mejores receptores que tiene y por eso será quién más acción vea. Treanor está encantado con su rotación pero no me ocultó su pena por la baja de Ramón Ortiz: "Me gusta mi rotación, claro que me gustaba más con Ortiz pero por alguna razón no pudo venir pero esto se trata no de quién no está sino de quienes sí estamos". Aproveché para plantearle la siguiente situación: Casa llena en la 9na entrada, cero outs y perdiendo por 1 carrera, quién será tu cerrador? Su respuesta fue la siguiente: "Julio Mañón porque hemos estado juntos 3 años y él tiene lo que yo necesito y le tengo más confianza que a cualquiera que pueda tener a bordo".

Tengo más historias que se las iremos contando en nuestras transmisiones por ESPN Deportes en los Estados Unidos. Señores y señoras Mayagüez empezó y el primer día nos dejó contentos. ¡Qué el show continúe!

Aventuras de Mayagüez --| Criollos candidatos!

1:59 ET
FECHA
01/02
2011
por Carolina Guillén

Cortesía Primera HoraEl manager Lino Rivera (der.) puede llevar a Criollos a ganar la Serie del Caribe en casa
Lino Rivera ha demostrado durante su carrera, tener el valor suficiente para asumir retos grandes y para hacerlo con todo tipo de inconvenientes. Para mí es el Félix Fermín, pero de la Isla del Encanto.

Se trata de un ex jugador que nunca llegó a grandesligas, pero que siempre ha sido un ganador, un conocedor, un maestro que ha sabido sacarle el máximo a las piezas de su ajedrez. Por eso cuando escucho el nombre de Lino Rivera, lo elevo a la misma altura de los managers exitosos en el Caribe.

En esta oportunidad en donde viviremos una edición de la Serie del Caribe sin equipos tradicionales, sin figuras, nombres y estrellas, los Criollos de Puerto Rico son un serio candidato gracias a su manager, quien ahora se encuentra a unas horas de enfrentar un reto mayor, el cual incluso podría convertirse en parteaguas: devolverle a Puerto Rico el cariño por el béisbol.

El béisbol boricua ha vivido todo tipo de dificultades en los últimos años, que van desde cambios de sede hasta incluso, una inédita cancelación de la temporada 2007-08.

Sin embargo son finales vibrantes, como la que protagonizaron Leones de Ponce y Criollos de Caguas, las que traen de regreso a los aficionados. La prueba: los más de 15 000 asistentes al séptimo y decisivo de la final.

¿Y cómo no hacerlo? Si la final tuvo joyas de pitcheo, finales dramáticos, definiciones en el último turno.

El dominio fue compartido para ambos lados, hasta que Rey Navarro con un turno clave y Eddy Ramos, con su relevo heroico, le pusieron punto final y entregaron el derecho de festejar a los Criollos.

La novena de Caguas es quizá, la que verdaderamente enfundará el jersey de su país, que llevará en él todo un portafolio de ilusiones.

Para muestra, varios botones. Lino Rivera ha conseguido como refuerzos a los abridores Juan Padilla y Kyler Newby de Ponce, así como William Collazo, quien inició con los Gigantes de Carolina, pero reforzó a los Leones en la final.

Collazo obtuvo dos de las tres victorias de Ponce en la serie de campeonato y una de ellas, fue por blanqueada en toda la ruta. Sólo él y Sho Iwasaki, consiguieron algo así en temporada regular.

Ante las ausencias obligadas de los jardineros Antoan Richardson y Greg Porter, Jesús Feliciano e Hiram Bocachica están confirmados como refuerzos. No olvidemos que "El Motorita" ganó el título de bateo en Margarita 2010.

El jardín derecho es propiedad de Edgardo Báez, quien consiguió imponer marca de juegos consecutivos dando de hit para la PRBL en la temporada 2009-10 y es una de las piezas importantes para traer carreras a home.

Pedro Valdés, el Jugador Más Valioso de la actual campaña, continuará su aventura de refuerzo con los Criollos, como el primera base titular. Alex Cora estará en la segunda base, Luis Figueroa como campocorto y la revelación, Rey Navarro, cubriría la tercera base.

Antonio Jiménez no podrá estar presente para cubrir la receptoría, por lo cual René Rivera y el veterano Robinson Cancel, aparecerán como refuerzos.

El relevo tiene dos piezas fundamentales para los episodios finales: el preparador dominicano Eddy Ramos y para cerrar, Saúl Rivera. Ambos garantizan que cuando los Criollos llegan con ventaja, el asunto está prácticamente liquidado.

Lino Rivera venía de perder dos finales consecutivas, antes de coronarse por tercera vez en Puerto Rico. En Series del Caribe no tuvo éxito con Gigantes de Carolina. Ahora tiene un reto mucho mayor que una actuación convincente en el terreno de juego: lograr que la afición nuevamente logre conectarse con sus peloteros y el béisbol en Puerto Rico, tome un rumbo ascendente.

Le daremos una revisión al asunto el 7 de febrero. Por lo pronto, ¡que inicie Mayagüez 2011!

Aventuras en Mayagüez 2011 -- Parte 1

2:13 ET
FECHA
31/01
2011
por Carolina Guillén

Cortesía Primera HoraAntonio Jiménez es bateador de poder de Criollos
Antes de subirme al avión que me llevará a la Isla del Encanto escribo para ustedes unas breves notas sobre lo que podemos esperar en la Serie del Caribe 2011.

Unas cuantas sensaciones gestadas del puro papel, a la distancia y según los hechos, teniendo muy en cuenta que en cuanto toque suelo boricua y escuche la voz del play ball mis expectativas pueden dar un giro de 180 grados. Nada como el "vivo" decimos en televisión, pues nada como "estar" también decimos en el periodismo.

Mayagüez se estrenará como sede de un clásico caribeño, el Estadio "Cholo García" recibió los Juegos Centroamericanos y del Caribe el año pasado, fue la casa de los Indios en la temporada y finalmente está vestido de gala para cumplir un sueño deseado desde 1949, ser anfitrión de, salvando las distancias, esta Mini Serie Mundial.

Además, la Puerto Rico Baseball League a partir de este 2 de febrero tendrá una oportunidad de oro en sus manos, colocar un ladrillo más en el proyecto de reencontrar a la afición con su pelota y vaya que van por buen camino. Nada más el Juego 7 de la Final entre Leones de Ponce y Criollos de Caguas recibió alrededor de 15 mil aficionados.

Finales como éstas, series cerradas, buen béisbol y espectáculo es lo que llama al fanático, no merece toda la culpa o responsabilidad de que una Liga sea o no exitosa al patrocinio o a los recursos pues los productos de calidad la mayoría de las veces se venden solos. Entonces la Liga tiene en sus manos la oportunidad de aprovechar la inercia de una espectacular final 2010-2011 que seguramente dejó con ganas a la gente de pagar su boleto y volver al Estadio. Esto pensando en la próxima temporada, pero sin ir muy lejos no dudo que Mayagüez pueda fácilmente registrar llenos en alguno de los turnos de la jornada y cuando el evento se acerque a sus días decisivos porque el espectáculo, si la logística lo permite, está garantizado.

María Isabel BatistaAlexis Amarista va con los Caribes
No veremos Leones, ni Tigres, ni Águilas, ni Gigantes, ni Naranjeros o Venados, pero los Toros, Criollos, Caribes y Yaquis que sacaron boleto, no le deben nada a fanático alguno. Cualquiera que haya seguido por encima las 4 ligas invernales, sabe perfectamente a qué me refiero.

Esta temporada invernal 2010 -2011 se caracterizó fundamentalmente por una condición de mucha paridad en todas las ligas con respecto al desempeño de sus equipos, por citar algunos ejemplos de lo parejo que fue tenemos que empezar por México, pues en la LMP durante la primera vuelta tres equipos tuvieron la misma marca en el primer lugar: Guasave, Obregón y Culiacán, pero de los restantes cinco, a excepción de Navojoa tuvo el mismo número de ganados y perdidos.

En la LIDOM, Estrellas, Toros y Leones finalizaron la temporada regular con la misma marca y Gigantes del Cibao tuvo que llegar a un juego extra para obtener el último boleto al round robin.

Mientras tanto, el último boleto a las finales de Puerto Rico y Venezuela se definieron en un juego extra, en la liga boricua Criollos venció a Senadores de San Juan para conseguir su pase a la final y en Caracas, Tigres de Aragua hizo lo mismo frente a Leones del Caracas para la Serie Final contra Caribes.

La cual por cierto, se extendió a 7 juegos e incluso hasta el último out de la 9na entrada los felinos tuvieron su chance, primero en Luis Maza y luego en Wilson Ramos, dos aguerridos jugadores que fallaron la oportunidad para vestirse de héroes. Sencillamente a la Tribu le tocaba. Son las cosas de béisbol.

Es decir que salvo la serie final entre Estrellas y Toros en Dominicana la cual finalizó en barrida, llegaron hasta 7 juegos para definir a los representantes en Mayagüez 2011. Esta paridad es la que me hace creer que estamos a las puertas de una Serie del Caribe espectacular, porque así como ocurrió en las distintas ligas invernales en donde cualquier rival le podía ganar al otro, acá todos llegan con el mismo chance de dar pelea y sobre todo, de brindar un espectáculo de muy alto nivel.

Yaquis de Ciudad ObregónRolando Valdez es uno de los abridores de Yaqius
Entiendo que el lugar común de muchos sea restarle importancia a estos 6 días de pelota caribeña por la ausencia de figuras grandesligas, pero a mi juicio son opiniones que no se justifican cuando al terreno saltan jugadores hambrientos por un lugar en el béisbol organizado, futuras estrellas, prospectos o veteranos curtidos que tienen lo suyo para inspirarnos a escribir nuevos capítulos en esta historia invernal.

Más adelante iremos analizando qué traerá cada equipo a la Serie, en función a los refuerzos que se confirmen y lo que veamos en el terreno, pero en primera instancia me animaría a decir por encima las fortalezas que les veo a cada uno. Los batazos serán cortesía de Venezuela, en los bates de Caribes de Anzoategui, una tribu que llegará inspirada con la ilusión inédita en esta participación, que además bateó durante buena parte del Round Robin y en la final el departamento de hacer carreras no les costó trabajo, las hacían de a 8.

El pitcheo abridor será el gran aporte de la República Dominicana, en los brazos de Toros del Este cuya rotación promete con Raúl Valdés, Aneury Rodríguez, Fernando Abad, Adalberto Méndez y José Rosario, ya que Ramón Ortiz se bajó del avión en el último momento. Sin importar las restricciones en cuanto al número de lanzamientos, éste quinteto promete defender justamente la corona de la República Dominicana.

Y de lograrlo lo harían apenas en la segunda ocasión que la organización viaja a la Serie del Caribe, primera con el nombre de Toros. El cubano Valdés ganó 2 juegos en la última Serie del Caribe en donde pudo perfectamente haberse llevado el MVP como refuerzo de los campeones del Escogido.

De Rodríguez sólo escribo lo siguiente: es candidato al quinto puesto de la rotación de los Astros de Houston para la 2011. Abad viene en buen momento, durante el RR no permitió carreras en 13 entradas y puede que en 2011 su organización, (Houston) lo utilice como zurdo situacional. Méndez fue de los mejores brazos de Toros durante la postemporada, uno de los hombres de confianza de Dean Treanor. Rosario se une por Ortiz con una efectividad de 0.87 en el round robin en Dominicana.

Víctor PérezRamón Ortiz se bajó del avión y siempre no reforzará a los Toros en la Serie del Caribe
El béisbol completo y balanceado podría ser exclusividad de Puerto Rico, en los uniformes de Criollos de Caguas. Este conjunto tuvo durante la temporada regular el mejor picheo de la Liga. Algo más interesante se encuentra en el bullpen con Saúl Rivera como cerrador más la presencia del dominicano Eddy Ramos un hombre muy confiable para la octava entrada que vale destacar que en el último juego de la final ante Ponce hizo un relevo de 4 1/3 innings sin permitir hits ni carreras, fue un relevo clave en el juego clave. No puedo dejar de resaltar que Caguas durante la Final tuvo el gran apoyo del campocorto Rey Navarro quien impulsó las dos carreras de la victoria, un día después de pegar grand slam. Esta ofensiva es de hacer pocas carreras, las necesarias, batean a la hora buena y con ese pitcheo pueden perfectamente ser dignos anfitriones.

El equipo armado con todo será el de México en los Yaquis de Ciudad Obregón, un conjunto que también tiene un poco de cada cosa para animar la fiesta caribeña. Claro está que el pitcheo abridor vivió una una temporada regular con muchas lesiones, pero la gerencia logró encontrar refuerzos claves en la República Dominicana para constituirse como uno de los equipos más sólidos durante la postemporada. Su fortaleza más grande fueron sus 4 abridores: Luis Mendoza, Marco Quevedo, #1 y #2 de la liga en ERA, Rolando Valdez y Francisley Bueno. Cuatro abridores que los llevaron al campeonato, sin embargo quien realmente les dio estabilidad a ese equipo fue la figura de Luis Ignacio Ayala, obtenido en un cambio desde Mexicali en diciembre. Ayala fue impresionante en la postemporada, logró 8 salvados para empatar su propia marca de más juegos salvados en una postemporada, aquella vez en 2004 con el uniforme de Culiacán.

Obregón no podrá contar ni con Víctor Díaz, de Gigantes del Cibao, y Everth Cabrera, de los Tigres de Licey, y ésto podría jugarles en contra. Díaz pegó sus batazos en la postemporada y puede que haga falta en la parte media de la alineación, por su lado Cabrera cubrió muy bien el hueco existente en el campocorto.

De ahora en adelante los llamaré República Dominicana, Puerto Rico, México y Venezuela y uno sólo será el campeón del invierno. Llegó el momento de subir al avión rumbo a Mayagüez.

Una temporada mágica 2010

11:43 ET
FECHA
27/07
2010
por Carolina Guillén

Me faltaba el chispazo de un quinto juego sin hit ni carreras en el año para sentarme a escribir mi blog de pelota. Matt Garza me sirvió de inspiración la noche del 26 de julio casi perfecta para los Rays. Ahora son sólo dos equipos los que le deben hazañas de este tipo a la historia, Mets y Padres. Al ritmo que lleva la 2010 perfectamente podríamos emular a la campaña de 1991, cuando fueron siete los No Hitters registrados. Van 5 y ¿qué tal si el 6to lo lanza Johan Santana en New York y el 7mo lo recibe Yorvit Torrealba en San Diego? Estoy pidiendo mucho, pero con hechos fantásticos e impensables es que se teje la historia, a veces la más bizarra de todas.

Ubaldo Jimenez, Dallas Braden, Roy Halladay, Edwin Jackson y Matt Garza, no son los únicos responsables de que este año no hablemos de otra cosa sino de pitcheo, de hecho no nos alcanzan los dedos de las dos manos para contar los nombres que están robándose el show desde la lomita. Basta ver las estadísticas: absolutamente todos menos cuatro de los lanzadores que tienen al menos 11 victorias en la campaña son menores de 30 años, las excepciones son Pavano (34), Carpenter (35), Halladay (33) y Pettitte (38); lo mismo ocurre con seis los nueve lanzadores con mejor efectividad, la excepción es Halladay, Hudson (34) y Lee (31); y con nueve de los 10 más ponchadores, excepto Halladay. Por lo tanto, en las próximas líneas quisiera intentar explorar las razones por las cuales brazos jóvenes están teniendo un impacto considerable en la temporada.

Estamos pendientes de un tal Stephen Strasburg, de 22 años, salida tras salida con los Nacionales, de un Mike Leake que debutó en las Grandes Ligas sin pasar por las menores y es parte fundamental de una rotación que tiene a los Rojos complicándole la existencia a los Cardenales en el Centro. De un Tommy Hanson, de los Bravos, y un Jon Niese, de los Mets, que han aportado lo suyo en el intento de destronar a los Filis en el Este. ¿Cuál es la razón? ¿Quién tiene la respuesta?

A primera vista afloran razones obvias, como un mejor sistema de preparación y entrenamiento, más y mejores recursos tecnológicos para el aprendizaje, mejor condicionamiento y especialización de brazos a muy temprana edad, mayor atención por parte de las organizaciones en cuidar y criar lanzadores, menos miedo en acelerar el debut de un prospecto (casos David Price y Joba Chamberlain en su momento). En fin, nadie parece tener una respuesta concreta por eso cada teoría es respetable, hasta aquellas que dicen que se trata de una cuestión cíclica.

A todas estas razones le agregaría algunos elementos que podrían estar favoreciendo a los lanzadores. Primero, el fin de la era de los esteroides. Cada vez me convenzo más de que algo tiene que ver, aún sabiendo que en el pasado se valían de esta ayuda tanto lanzadores como bateadores. Es que hasta hoy día parecería que los pitchers tienen menos miedo a lanzar pegado, porque en muchos casos ya no es la misma amenaza, ni existe el mismo temor que antes por el cuadrangular. Este año van cerca de los 2.800 HR y lo comparan con 1992, cuando por ejemplo se pegaron 3,302 HR en todas las grandes ligas. Pero entre 1998 y 2006, todas las temporadas superaron los 5.000 HR. Es más que obvio que la etapa en la que no se castigó con severidad el uso de sustancias que mejoran el rendimiento nos trajo mucho bateo de poder, pero tampoco es el único factor. ¿Cómo entonces en 1987 se pegaron cerca de 4.500? En base a esto algunos pueden decir que estamos en una temporada atípica y habría que esperar para ver si es tendencia en base a un estilo de juego que se modificó con el cambio del tiempo.

Otro elemento son los bullpens. No ocurre en todos los equipos, pero en la gran mayoría se goza de una gran profundidad en el relevo, cualquier brazo puede alcanzar las 95 mph. Entonces, bastaría un sólido abridor que trabaje 6 entradas, más un bullpen que haga el resto, para que los bateadores se las vean color de hormiga. Para ver esto más claro se puede comparar la efectividad de todos los relevistas de la gran carpa en lo que va de la temporada con la del año 2000: 4.03 contra 4.59. La mejoría del trabajo de los bullpens es palpable.

Bajo este escenario podemos concluir que los brazos jóvenes y talentosos que acaparan nuestra atención están a las puertas de largas carreras. Esto son excelentes noticias para el béisbol, pues se garantiza el espectáculo a largo plazo dado que hay un foco de atención en las mayores destinado específicamente al pitcheo. Phil Hugues, lanzador de los Yankees, lo explicó mejor que nadie: "Los chicos del pasado querían ser jonroneros, hoy día muchos prefieren ser los ganadores de Cy Youngs".

Y lo mejor de todo este boom de pitcheo que estamos disfrutando es que más y más brazos vienen en camino. Así que cierro firmando que ¡este show continuará...!

Jorge Cantú cantó alto

16:34 ET
FECHA
15/04
2010
por Carolina Guillén
Puede que nosotros seamos los únicos que estamos enloquecidos con el récord que escribió Jorge Cantú en la historia de las Grandes Ligas, pues apostaría cualquier cosa por confirmar que al mexicano poco le importa su desempeño individual cuando por encima de él esta el de una organización.

Jorge Cantú Marlins Florida
AP PhotosCantú ha sido uno de los remolcadores de carreras más subestimados de las Grandes Ligas
Cuando Cantú se aproximó a consumir turno en la 5ta entrada del partido contra los Reds de este miércoles lo que menos pensaba era en su real posibilidad de hacer historia. Pero una vez que lo consiguió es imposible restarle importancia a lo que "El Bronco" hizo en el mejor béisbol del mundo: Superar la marca de George Kelly de 1921, con imparable y carrera empujada en los primeros nueve juegos de la temporada.

Afortunadamente no tuvieron cabida los rumores primaverales de moverlo a la inicial y Cantú está jugando en la 3era base de los Marlins. El jugar cómodo día a día sin gastar energía en ajuste alguno es importantísimo para cualquier pelotero y en el caso del mexicano está dando frutos en el 2010 desde el primer día.

Claro que la capacidad de ajustarse a distintas circunstancias y exigencias, le ha puesto siempre el sello a la carrera de Jorge Cantú. Cuando jugaba en ligas menores era campocorto, luego los Rays lo colocaron en segunda base y ocasionalmente en tercera. Los Marlins lo han movido entre la tercera y la primera, pero no ha importado, Cantú sabe conectar la pelota y lo hace donde sea.

Todavía recuerdo cuando el mexicano supo vivir el desprecio de Joe Maddon, quien simplemente lo descartó en 2007, olvidando que dos temporadas antes había establecido marca de carreras impulsadas para los Rays con 117. Deambuló incluso por las ligas menores y vivió un paseo fugaz con los Rojos, hasta que en 2008 con los Marlins retomó el camino de la producción.

Jonny Gomes, viejo compañero con los Rays lo describió con las siguientes palabras: "Existe mucha adversidad en este juego. Ver a alguien superarla habla del carácter de un jugador, más que de su talento. A Cantú lo dejaron ir los Rojos y los Rays".

Con los Marlins, el sendero ha sido exitoso, pero no exento de obstáculos. Tras acumular 29 HR y 95 CI en 2008, fue nombrado cuarto en el orden al bate la siguiente campaña, pero una lesión estuvo a punto de interponerse en su camino. Abril fue un mes maravilloso (.365, 7 HR y 22 CI) pero las secuelas de un pelotazo en la serie inaugural comenzaron a meterse con su desempeño y su promedio en mayo fue .211.

Entonces, Cantú tuvo que cambiar todo su desempeño en la caja de bateo, acortó el swing y dedicó su atención a empujar carreras. El resultado: 29 CI en los últimos 30 juegos y su segunda temporada de al menos un centenar de empujadas. "Tengo problemas serios en mi mano. Incluso ahora cuando levanto pesas, recibo un poco de dolor aquí y allá. Simplemente se trata de tener mentalidad fuerte y no permitir que algo te detenga. Es como lo hago", dijo Cantú sobre el tema.

Esa mentalidad fuerte lo puso en la historia de las Grandes Ligas y sabiendo que terminó 2009 con remolcadas en los últimos cuatro juegos, ponemos en nuestra mira a Ray Grimes quién en 1922 impulsó carrera en 17 juegos consecutivos. Sería una barrera más para un pelotero que simplemente, crece ante la adversidad.

Un paseíto para Panchón

16:43 ET
FECHA
02/03
2010
por Carolina Guillén
"Panchón" es como lo llaman sus amigos más íntimos, un apodo desde sus tiempos en "Los Níos", equipo de pequeñas ligas de Culiacán, México. Sin embargo se dice que en aquellos días se hablaba mucho más de "El Coruco", es decir de su hermano, Jorge Félix, quién hoy intenta en Cancún ganarse un puesto en el equipo grande. Mi historia es sobre Francisco "Panchón" Félix, un lanzador al que 19 años antes de su firma en los Estados Unidos le celebraban una fiesta de cumpleaños con piñata, uniforme y ambientación de los Dodgers de Los Angeles, equipo que curiosamente lo firmara en 2003. Transacción que seguramente fue supervisada desde el cielo por su padre José Manuel Félix, la gran motivación de Panchón cuando sube a un morrito.

Francisco Felix

Francisco tardó mucho tiempo en ganarse un sitio con los Tomateros de Culiacán. No fue sino hasta la 2007 y 2008 cuando llegó su consolidación en la LMP, cuando él y Arnold León, se convirtieron en los preparadores de confianza, primero de Marco Antonio Guzmán y luego de Tim Johnson. Panchón se destacó principalmente porque su velocidad le bastaba para dominar en la Liga invernal de su país. En consecuencia, en 2008 tuvo su primer chance en AAA con el manager Lorenzo Bundy brindándole la confianza, aunque fue en 2009 iniciando en AA cuando lanzó mejor. Desempeño que hoy le permite a este culichi tener una oportunidad legítima de cumplir su sueño. "Yo quiero jugar en Grandes Ligas", me dijo hace menos de un mes en Margarita, fecha en la que ya sabía sobre su invitación al campo de entrenamiento primaveral de los Dodgers.

Por primera ocasión Joe Torre y Rick Honeycutt, manager y coach de pitcheo respectivamente, tendrán la oportunidad de verlo con cercanía ya que lo conocen muy poco. Al menos en primera instancia podrán observar la mejor versión de Félix, quién sigue en camino a perfeccionar sus capacidades en la lomita gracias al esfuerzo y a las nuevas experiencias que le han permitido crecer y progresar como lanzador.

Su primer día en Glendale Arizona fue especial, llegó antes que todos los jugadores, estaba tan ansioso como entusiasmado. Dijo haber visto tantas caras conocidas que tuvo la sensación de haber estado antes en ese lugar. Panchón le pone una gran ilusión al momento y su brazo está respondiendo tal como espera. Hace ejercicios todos los días para fortalecerlo y de ñapa, goza de la atención gratuita de un masajista de grandes ligas. Me refiero a los servicios de Wilton Polanco quien trabaja para Vicente Padilla, pero temporalmente se aloja en el mismo departamento de Panchón.

El momento le está sonriendo de tal manera que ya tiene en su agenda tomar un vuelo de 13 horas y compartirlo junto a Joe Torre, Hong-Chih Kuo, James Loney, Jamey Carroll, Ronnie Belliard, Eric Stults y cualquier jugador que esté interesado en viajar al otro lado del mundo, incluyendo a Manny Ramírez. Resulta que los Dodgers, fieles a su atracción oriental, estarán jugando un par de juegos de exhibición en Taiwán, los días 12, 13 y 14 de Marzo, los cuales no están contemplados dentro del calendario de los juegos de pretemporada, pero sí dentro de los planes de mercadeo asiático. De esta manera se convertirán en el primer equipo de Grandes Ligas desde 1993 que pisa este territorio para jugar contra un conjunto de estrellas de la Liga Profesional China.

Entre las experiencias que han enriquecido la corta carrera de Panchón, basta con observar su desempeño en la temporada 2009-10 de la Liga Mexicana del Pacífico. Desde que llegó a la pretemporada hizo patente por primera vez su deseo por abrir juegos, pero Nick Leyva no le brindó la oportunidad y la gran cantidad de relevistas efectivos con los Tomateros le quitaron su condición de única opción para preparar juegos. Fue Francisco "Paquín" Estrada el que posteriormente, al mando de los guindas, tomó la decisión de enviarlo como abridor del último encuentro de la temporada contra Navojoa, cuando nada estaba en juego. Félix respondió con cinco efectivos episodios y la victoria. Desafortunadamente, con Rodrigo López, Jorge Campillo, Héctor Daniel Rodríguez y José Mercedes, no veía en el horizonte más oportunidades de iniciar. Hasta que Jorge Campillo se lastimó y Félix estuvo listo para lanzar en el juego siete de la repesca contra los Venados de Mazatlán. Lo hizo con efectividad, aunque se fue sin decisión. Estas actuaciones desde el inicio abrieron los ojos de los altos mandos en la LMP, quienes lo consideraron junto con Homar Rojas, para su primera Serie del Caribe como refuerzo. Allí pude constatar su preferencia por abrir partidos, aunque cuando la meta es ganar le da igual ser abridor o relevista.

Pachón sabe que para conseguir su sueño, debe poner más atención en el control que tiene sobre sus pitcheos rompientes ya que siempre que encuentra una situación difícil, busca la respuesta en su recta. Esta resuelve el problema en México, pero no será igual en un nivel tan superior como es el béisbol de la gran carpa donde 93 millas por hora no asustan a los bates. Los mascotines de Grandes Ligas deberán recibir mucha mayor calidad en sus pitcheos rompientes para que realmente pueda alcanzar la condición de adulto como lanzador.

Hay que recordar que para el Spring Training de 2009 los Dodgers llegaron con más dudas que certezas en su cuerpo de relevistas. Fuera de Jonathan Broxton, no vimos roles definidos en ese bullpen, hasta que el venezolano Ronald Belisario y el dominicano Ramón Troncoso, llegando con pocos chances a los entrenamientos primaverales, fueron quienes le brindaron esa estabilidad a Joe Torre. Esta vez, tanto Francisco Félix como Luis Ignacio Ayala, estarán disponibles para brindar apoyo a ese cuerpo de relevistas que terminó muy cansado la campaña pasada y en un hipotético escenario, Panchón representa una opción más como relevista intermedio de 6ta y 7ma entrada.

Hace más de una semana que Francisco Félix busca convertirse en el cuarto nativo de Culiacán que llega a la gran carpa y curiosamente, en el primer lanzador no zurdo que lo pueda conseguir. Los tres culichis que han pisado el diamante de la MLB, han sido Oliver Pérez, Víctor Álvarez y Arturo López, todos lanzadores siniestros. Nadie sabe si será en la temporada 2010 o en años siguientes, la única certeza es la seguridad que tiene el propio jugador cuando te mira a los ojos para recordarte que no descansará hasta conseguirlo.

Perlitas de Serie del Caribe II

11:18 ET
FECHA
05/02
2010
por Carolina Guillén
República Dominicana impone su estirpe en Margarita y con un excelso pitcheo abridor sigue invicto, aunque el jueves agregaron al espectáculo un hachazo del béisbol "caribe". Así es que se juegan estos clásicos de febrero, con chispa y viveza.

Lo he escuchado una y otra vez: pitcheo, buena defensa y bateo oportuno, las claves para ganar juegos de pelota. Realidades a las que todo conocedor del Rey de los Deportes se adhiere y defiende con el alma.

Pero tenemos que aceptar otra realidad presente en nuestras vidas: existen pocas verdades absolutas. En muchos casos, lo que tenemos a la mano son fundamentos, teorías, métodos de mucha aceptación.

Uno de ellos, me ha rondado la cabeza desde que salieron al terreno los Leones del Escogido y los Indios de Mayagüez para el primer enfrentamiento del Clásico Caribeño: para conseguir cosas grandes en la vida, se necesita poner el corazón en lo que se hace.

Tal parece que el corazón, la determinación y el coraje, han sido los protagonistas en Margarita 2010.

México en su debut vs Venezuela

Se veía en los ojos, se escuchaba en las palabras de Vinicio Castilla antes de salir al terreno. Al menos por esa noche, México no estaba listo para convertirse en la víctima de las circunstancias. ¿Que los bateadores mexicanos no pueden batear rectas que superen las noventa millas? Tres entradas y dos tercios después de que inició el juego, Guillermo Moscoso salía del juego convencido de lo contrario y Castilla, el líder moral de los Naranjeros, se encargó de la estocada final: un vuelacercas contra Yoel Hernández.

Pero no fue el único que derrochó entrega en el Estadio Nueva Esparta. Pablo Ortega, relegado por su propio mánager (Lorenzo Bundy) al tercer puesto de la rotación en Mexicali 2009, con el recuerdo de muchos fracasos en la misma instancia, mostró que no siempre importan los números, las tendencias y al menos por esa noche, mandó su carácter en la lomita. Como premio, su segundo triunfo en Series del Caribe.

Nelson Figueroa y su juego completo

Ni una recta de 90 millas, pero el lanzador derecho mostró que por momentos, la habilidad y determinación puede más que la fuerza. Sliders, cambios de velocidad y Figueroa se terminó de imponer con maestría sobre un equipo con reputación de sentirse cómodo ante pitcheo rompiente. Habrá días que su recta le parezca pitcheo de práctica a los rivales, pero el miércoles 3 de febrero de 2010 en Isla de Margarita, se rió de sus limitaciones y por supuesto, las resolvió con grandeza.

Los relevistas de Venezuela vs Puerto Rico

Jason Simontachi
APJason Simontachi
Dicen que sin abridores no se va para ninguna parte, pero los Tigres de Aragua ya se encargaron de reírse a carcajadas de este fundamento. Por momentos, los recordé el mismo miércoles, cuando Venezuela conquistó su primer triunfo de la Serie del Caribe, gracias a cuatro entradas y un tercio en blanco de sus relevistas. Darwin Cubillán, Edgar Estanga, Elio Serrano y Orber Moreno los héroes. Por momentos, nadie recordó que Jason Simontacchi no terminó sus cinco entradas de labor, incluso con tres carreras de ventaja.

Puerto Rico supera la mala defensiva

¿Qué creen? Hay momentos en que la determinación todo lo puede. Los errores llevaban el pitcheo de Bill Pulsipher al naufragio, el zurdo se veía con un out y rodeado de banderas tricolores en los senderos. Enfrentó al campeón de jonrones en la Liga Mexicana del Pacífico y no le sacó la pelota del cuadro. Luego vino Rubén Rivera, quien marcó el principio del fin para Guillermo Moscoso en el primer día de la Serie del Caribe. Como pudo, Pulsipher lo sacó out y por supuesto, ese out valió el juego. El veterano lanzador de Puerto Rico, lo hizo valer con un festejo para el recuerdo.

República Dominicana se atreve a ganar

"El mundo es de los osados", frase sublime. Pues bien, los Leones del Escogido llegaron a la sexta entrada sin imparables, tomaron lo que pudieron y en la octava se encargaron del resto. No se veía por dónde vencer a los relevistas venezolanos, con el espíritu en las nubes por su hazaña contra Puerto Rico, entonces Freddy Guzmán decidió tomar el control de la situación. Y se lanzó al pentágono, a todo tren y sin mirar atrás. La vida le premió su atrevimiento con la carrera del triunfo y quizá, media corona del clásico caribeño. No sé el mundo, pero este juego sí fue para un osado: Freddy Guzmán, con el corazón por delante.

Ah, por cierto, el triunfo del Escogido también fue con cuatro pifias.

Hemos llegado a la mitad de la edición 2010, primera en la Isla de Margarita. A pesar de que en la tabla de posiciones existe un sólo líder, todos los equipos nos han regalado pinceladas de grandeza.

No extraña que los Leones del Escogido se encuentren cerca del título. Muchos enumeramos los argumentos que trajeron desde la República Dominicana para al menos, ganarse un lugar como candidatos.

Pero en realidad, todos llegaron como campeones de sus ligas y con la capacidad de pelear en el terreno. Todos dicen conocerse y saber cómo atacar al rival, la diferencia, ha estado en quienes han tenido el carácter suficiente para ejecutar esas ideas, esos conocimientos y las habilidades que todos poseen.

Seguramente cuando termine la semana, habremos concluido que el campeón, fue quien impuso esa parte poco explorada al momento de analizar el juego.

Perlitas de Serie del Caribe

20:20 ET
FECHA
01/02
2010
por Carolina Guillén
Después de 24 horas en suelo Margariteño nuestro cuerpo y espíritu está oficialmente aclimatado, las arepitas nos cambiaron el humor y la sonrisa de la gente no colmó de energías, así que mientras esperamos por la voz del playball, me gustaría compartir con ustedes unas perlitas caribeñas. Los cuatro equipos ya aterrizaron en el Aeropuerto "Santiago Mariño" de Porlamar, y con los protagonistas ya en casa podemos imaginar lo que cada país trajo a la Serie del Caribe 2010.

María Isabel BatistaJackson Melían, Venezuela
Venezuela
Se presenta a la Serie con 15 jugadores que no son del Caracas, pero muchos de ellos son jugadores nacidos para Series del Caribe e interesados en esta gran vitrina para mostrarse, llegar listos a los entrenamientos primaverales o conseguir contrato.

Los Leones del Caracas buscan repetir lo que otro equipo felino logró hace un año, coronarse campeones con un equipo desmantelado. Las bajas por ausencia, le restan su condición de favorito. Contar con Gregor Blanco, José Celestino López, Josh Kroeger, Wilson Ramos, Juan Carlos Gutiérrez, Franklin Morales, Gustavo Chacín y Víctor Gárate hubiese prácticamente cerrado el trato. Sin embargo, en peores condiciones llegaron los Tigres de Aragua y ganaron la serie de Mexicali 2009.

Los nombres que podrían formar la rotación tienen a todo la Isla preguntándose cómo les irá. Heath Totten (refuerzo), Jason Simontacchi (refuerzo), Ramón Ramírez (refuerzo), Guillermo Moscoso, José Sánchez (refuerzo) y/o José Ortegano tendrán a los Leones en la pelea, pero ¿será suficiente? Por los momentos todos estos, excepto quizás, Moscoso y Sánchez pueden garantizar 5 ó 6 entradas de labor y esto significa que el bullpen no tenga que trabajar más allá de lo que Dave Hudgens espera.

El cuerpo de relevistas de Venezuela no luce como el que tuvo Buddy Bailey, con los Tigres de Aragua, en la edición 2009, entonces, difícilmente podrá rescatar a los abridores si no duran lo suficiente. Salvo Eric Junge (refuerzo) y Rayner Oliveros que se presentan como relevistas largos. Edgar Estanga (refuerzo) como zurdo situacional va a ser clave y Gabriel García (refuerzo) aún siendo muy joven tiene un gran potencial en actitud y talento. Más allá de estos nombres, son los de Orber Moreno y Yoel Hernández los llamados a liderar ese bullpen.

Mucha responsabilidad pesa sobre los hombros de este par. Hernández luce bien para un 6to ó 7mo inning, y Darwin Cubillán como Elio Serrano podrían perfectamente preparar la mesa, esperando por supuesto que la inactividad no castigue al SetUp del Año en la Temporada 2009-2010 con Tiburones de la Guaira, quién además espera exhibirse en la serie para conseguir equipo en los Estados Unidos. Para el cierre todo debería estar bajo control sabiendo que Orber Moreno está a la altura del compromiso.

La ofensiva, bastante golpeada con las bajas, deberá apoyar desde el juego uno y mostrar que también son capaces de rescatar a los brazos, de ser necesario. Los Leones necesitan mucho más de Jesús Guzmán. También la ayuda de Carlos Maldonado y Óscar Salazar (refuerzo), hombres capaces de formar un trío de mucho respeto. Y no olvidemos que Dave Hudgens tiene profundidad en su banca, con Jackson Melián contra zurdos y Michael Ryan contra derechos, Raúl Padrón es otro bate zurdo que se hizo sentir en la final y Marwin González una pieza ambidiestra que aguardará por su momento.

APBill Pulshiper, Puerto Rico
Puerto Rico
Los Indios de Mayagüez jugaron la temporada regular como equipo mediocre, pero en la postemporada mostraron su condición de máximo ganador en la Puerto Rico Baseball League. Llegar en buen momento, siempre puede marcar la diferencia. No descarten al equipo de Mako Oliveras. Es cierto, perdieron muchos jugadores pero, ¿qué país no tiene ausencias? Los Indios pondrán en el terreno una rotación de abridores interesante con Bill Pulsipher, Andrew Baldwin, Mario Santiago, Juan Padilla y Brodie Dows. Pero lo que más ilusiona es el gran respaldo que tendrán, cortesía de los relevistas. Un bullpen integrado por Fernando Cabrera, Saúl Rivera, Bill Simas, Orlando Román (quien abrió juegos en la edición 2009), Pete Parise, Ángel García y Nelvin Fuentes, simplemente podría ser el mejor de la Serie.

Es cierto, en la ofensiva no llevarán a Michel Abreu. Sin embargo, los refuerzos Edgardo Báez, Armando Ríos, Luis Figueroa, Alex Cora, Miguel Abreu y Raúl Casanova no dejarán morir la producción de carreras. Randy Ruiz estará y por supuesto, habremos de seguirlo con cercanía.

Víctor PérezKevin Barker, de Dominicana
República Dominicana
Muy interesante será ver cómo reaccionará Ken Oberkfell ante su primer reto en Serie del Caribe o si los Leones del Escogido tienen esa química que les permita igualar lo que hicieron cuando Phil Regan y Felipe Alou eran los dueños del timón. Oberkfell tiene con qué liderar a los Leones, lo demostraron en la gran final de esta pelota contra los Gigantes del Cibao y tendrán como amuleto en algún asiento especial del Estadio a su gerente general Moisés Alou.

Es cierto, perdieron a Francisco Liriano, pero también era lo que se esperaba, tristemente las estrellas a ese nivel y con tanto que cuidar no juegan béisbol en Febrero. Del resto consiguieron magníficos refuerzos con Ramón Santiago, Juan Francisco, Darío Veras, Pedro Viola, Joel Peralta, Julio Mañón, Raúl Valdés, Emilio Bonifacio y Jason Standridge. No contar con Liriano impide que los consideremos un equipo mejorado, pero, en realidad quedaron muy bien. Así que deben ser considerados al menos, como uno de los favoritos al campeonato. Lucen fuertes y motivados.

MexsportVinny Castilla, México
México
Debemos ser claros con los Naranjeros: son el equipo que menos perdió y mejor se reforzó. Pero al mismo tiempo, es imperativo recordar la Serie de 2007, cuando hicieron más o menos lo mismo y terminaron con un triunfo. ¿Habrán traído la mentalidad necesaria?

La rotación será formada por Pablo Ortega, Walter Silva, Juan Delgadillo, Travis Blackley y quizá Héctor Daniel Rodríguez. Francisco Campos y Francisco Félix quedan como opciones para relevo largo o incluso para abrir, en caso de emergencia. ¿Algún otro equipo puede hablar de tanta profundidad?

Los cañoneros de Hermosillo tienen todo para apoyar el esfuerzo de sus brazos. Perdieron a Gerónimo Gil y José Luis Sandoval por lesiones, pero para resolverlo tienen a Saúl Soto, Adán Amezcua, Héber Gómez y Luis Alfonso Cruz. Se mantienen Humberto Cota, Luis Alfonso García, Carlos Gastélum, Carlos Valencia, Vinicio Castilla y en los jardines a Nelson Teilón, Chris Roberson y Karim García se les unirá Rubén Rivera. Homar Rojas tiene de dónde elegir.

La pérdida más importante fue José Vargas, pero bueno, sabían que el asunto iba a ocurrir. Héctor Navarro tiene un paquete enorme por manejar, es cierto que lo hizo en Mexicali, la duda es si podrá en Margarita. En relevo intermedio hay muy buenas opciones con los zurdos Juan Pablo Oramas, Edgar Huerta, Marco Zavala y los derechos Jesús Castillo, Fernando Salas, Mario Mendoza junior y uno de los mejores preparadores de la Liga Mexicana del Pacífico: Rafael Martín. Esa parte del bullpen no luce como un problema.

Quizá el panorama sea muy alentador, pero no sería la primera vez para México. Simplemente existe algo que no termina de funcionar para muchos de los representantes de la LMP y parece que está en el ámbito de la mentalidad. ¿Será diferente la historia en Margarita?

Me voy a retirar a contar los minutos que faltan, estaré cubriendo todos los juegos de la noche, disfrutando como en los viejos tiempos de cómo se vive la pelota en estas hermosas latitudes y felicitando a todos aquellos fanáticos que animarán las coloridas tribunas del Estadio Guatamare.

AL INICIO